Don Raúl, de 76 años, se dio cuenta que los números no le cuadraban, ya que se daba cuenta que perdía dinero pero no sabía cómo pasaba.

Una persona le recomendó que vigilara al empleado de Bimbo, el presunto culpable del desfalco que estaba sufriendo. Con ayuda de su nieta, el hombre tendió una trampa al vendedor.

Después de enterarse de que Ricardo “N”, repartidor de Bimbo robaba mercancía, María Rosaura, hija de don Raúl, dueño de la miscelánea La Hormiguita, ubicada en la colonia Juan Escutia, delegación Iztapalapa, ideó grabar al presunto delincuente”, se informa en la descripción del video compartido en YouTube en la cuenta de Excélsior TV.

La chica de 14 años, según El Universal es nieta del tendero, abrió una bolsa de frituras y en su interior metió su celular. Hizo los ajustes necesarios para esconder el dispositivo en el interior y que la bolsa pareciera que estaba llena del producto.

Según Excélsior fue en dos ocasiones en las que el repartidor de BIMBO fue descubierto y se dijo que son dos denuncias las que se presentaron, de las cuales se mencionó tiene copia grupo Imagen.

 En la nota periodística presentada por Excélsior se mencionó que cada semana el repartidor se robaba 6 chocorroles, que sumando el valor de los productos es de 72 pesos.

Se informó que el repartidor surtía todos los jueves de producto a don Raúl, esto por el último año y medio. Además se mencionó que tenía en su ruta más de 50 tiendas.

Si cada semana el vendedor se llevaba 6 chocorroles (con valor de 72 pesos) y haciendo los ajustes al costo actual, el hombre se habría llevado mercancía con un valor de 5 mil 616 pesos tan sólo en un establecimiento.

Si tomamos en cuenta que el hombre, como mencionó Excélsior, en su ruta tenía más de 50 tiendas, el monto de que ganaba de manera ilícita superaría los 200 mil pesos.

Según El Universal, cada semana el monto de lo robado ascendía entre 80 y 90 pesos.

Con información de Excélsior y El Universal