El pasado jueves el gobierno de Reino Unido dio a conocer la aprobación del uso terapéutico del cannabis, sin embargo, destacó que esta legalización no es un paso que acerque a la legalización de la marihuana para uso recreativo.

La autorización para el uso medicinal de la marihuana fue hecha por el ministro de Interior, Sajid Javid, quien tras revisar la reglamentación decidió aprobar su uso y venta con prescripción médica.

"Poner a disposición el cannabis medicinal por prescripción beneficiará las vidas de pacientes que actualmente sufren en silencio. No hay nada más difícil que ver el sufrimiento de tus seres queridos, por eso tomé la decisión" declaró Javid.

El siguiente paso es que el Departamento de Salud y la Agencia Reguladora de Productos Médicos desarrollen una "clara definición" de lo que constituye un producto medicinal derivado del cannabis para ponerlos a disposición de los pacientes, además de estipular que siempre estén autorizadas por un especialista.

Según estimaron las autoridades, la reglamentación estará lista para el próximo trimestre.

Actualmente, la legislación local prevé hasta cinco años de prisión por la posesión de marihuana o una multa sin límite fijado.

[relativa1]

[relativa2]