Una mujer rubia que se encontraba asistiendo en la entrega de medallas durante la premiación del equipo francés al finalizar el encuentro contra Croacia, aprovechó la distracción de quienes celebraban para guardar en su bolsillo una de las medallas de oro que se estaban entregando.

Desde luego que olvidó que la transmisión de la ceremonia de premiación estaba siendo vista por millones de personas en todo el mundo y que su acto no quedaría en secreto.

La mujer señalada de robar la medalla se encontraba entre el presidente de la FIFA, Gianni Infantino y Vladimir Putin, presidente del país sede cuando se ve claramente que mete una de las preseas en el bolsillo de su saco.

Hasta ahora la identidad de la mujer no ha sido revelada, ni la FIFA ni la selección de Francia han dado algún posicionamiento al respecto.

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]