Al asumir que los números no le favorecen, el candidato a la alcaldía por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) Guillermo Deloya Cobián, negó que el resultado fuera resultado de traiciones y abandono del partido.

Aunque hubo diferencias en la integración de regidurías y con grupos como la Confederación de Trabajadores de México (CTM),  consideró que estos problemas fueron menores que la dinámica en la que entró el tricolor a niveles nacional y estatal al competir con otras fuerzas políticas.

"Esto es un llamado muy enérgico y generalizado, en torno a una tendencia  electoral que por supuesto pasa por la capital, pero que tiene raíces muy profundas en lo nacional, en lo estatal, creo que hay que entender que no hubo problema alguno ( interno) que determinara el rumbo negativo de esta elección", dijo. 

En el caso de su campaña, agregó, no notó traiciones directas, pero comentó que hubo priístas que se alejaron de sus principios,  y a los que les deseó bendiciones y que continúen con su camino en consecuencia.

Cuestionado sobre las posturas que manifestaron otros candidatos priístas, de sentirse abandonados económica y estructuralmente por el partido, Deloya Cobian dijo que en su caso sabía que no sería fácil y que contó con un equipo que lo acompañó hasta hoy.

"Sabíamos en lo que nos metíamos; no podíamos tampoco pensar que iban a llegar con las dádivas y las ollas de oro para decir, ándale, camina, está el camino puesto. No hay camino fácil en la vida y yo creo que en la vida todo hay que merecerlo", agregó. 

En su posicionamiento Deloya Cobián no mencionó por su nombre a la candidata Claudia Rivera Vivanco, su contrincante de la coalición Juntos Haremos Historia, a quien los resultados preliminares dan como ganadora.

Sin embargo sí reconoció la importancia de abonar a la reconciliación sin importar las diferencias políticas que se observaron a lo largo de la campaña, a fin de atender las necesidades ciudadanas en la capital.

"Puebla necesita reconciliación, Puebla necesita por supuesto  volver a darse la mano entre quienes hoy estamos separados, el volver a encontrar aquello que nos une y nos identifica, más allá de buscar aquello que nos divide", comentó.

Durante la campaña, explicó, pudo detectar las necesidades que se tienen en la ciudad y espera que quien quede al frente de ella las atienda sin repetir los errores que en el pasado cometieron otras administraciones.

Sobre los actos delictivos de la jornada electoral que en el caso de la ciudad incluyeron robo de urnas con violencia, Deloya Cobián se sumó a la condena que ya había hecho el PRI a nivel estatal.