Puan, considerada como la orangutana más vieja del mundo, falleció el pasado martes en el zoológico de Perth, en el oeste de Australia, esto tras haberle administrado eutanasia debido a su frágil estado de salud.

“Siempre es duro tomar esa decisión para cualquier animal, pero fue la correcta para poner fin respetuoso a una dama que pidió respeto a lo largo de su vida” escribió en el sitio web del zoológico la supervisora de los primates, Holly Thompson.

Puan pasará a la historia por ser una primate que superó la esperanza de vida de esta clase de oranguntanes, la cual no va más allá de los 50 años, incluso se ganó una página en el libro de los Récord Guinnes por ello.

La orangutana nació en 1956 y hasta 1968 permaneció en el zoológico privado de un sultán en Malasia, posteriormente fue trasladada al de Australia, donde estuvo hasta el día de su muerte.

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]