En medio de la polémica entre una supuesta separación de Paulina Rubio y Gerardo Bazúa, padre de su segundo hijo, el periodista Javier Poza reveló que el equipo de trabajo español de “La Chica Dorada” interrumpió su entrevista y no lo dejó terminar su labor con la artista.

Durante la promoción de su sencillo “Desire”, la mexicana charló con reporteros, entre ellos Poza, quien señaló que luego de hablar de este proyecto, indagó de manera respetuosa a Pau sobre su vida personal, cuestionándola por todos estos rumores, cuando las personas cercanas a la famosa coartaron toda comunicación con ella.

Mi intención era como siempre, hablar de su disco, porque se lo importante que es para ella, hablamos de su disco y después le pregunté de manera muy casual (…) pues qué estaba pasando con estas fotografías y con este fotógrafo (quien se dice es su actual pareja y es 22 años menor que ella), con Gerardo Bazúa, y ahí ella me responde también muy a su manera, dándole la vuelta a las cosas, yo ya lo esperaba, y justo cuando estoy a punto de decirle: ‘Pau o.k., no te presiono, muchas gracias te mando un beso’, ahí entra la gente de España, y sin nada, corta la entrevista al aire, la interrumpe”, contó Javier en su programa de radio.

Acto seguido, el comunicador agregó: “tan se dio cuenta Paulina, que esto era una grosería, una falta de respeto para ella primero, y luego para ustedes, el público, que entra Paulina y me dice: ‘Javier, te quiero mucho’”.

Finalmente, Javier Poza presentó la entrevista completa y tras ocho minutos de conversación habitual entre los dos profesionales es que se da este lamentable suceso.

Foto Agencia México

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]