Olesja Schemjakowa es una mujer que ha pasado uno de los peores momentos de su vida, ya que al dejar una propina con su tarjeta de crédito tecleó su nip y pagó cara su distracción.

La mujer, de 37 años, fue con su hijo a la cafetería New Point en Dietikon, cerca de Zúrich (Suiza), a tomar un café y un pastel.

La mujer pidió su cuenta, la cual ascendía a 23.70 francos suizos (alrededor de 450 pesos) y pagó con su tarjeta.

Pero no leyó lo que la pantalla del datafono le estaba preguntando y en lugar de marcar la propina, puso su nip 7709 y su “generosa” gratificación ascendió a 7 mil 709 francos suizos (alrededor de 150 mil pesos).

Schemjakowa, que vive en Mulhouse, Francia, se dio cuenta de lo sucedido cuando recibió la factura de la tarjeta de crédito.

Tras ver su estado de cuenta llamó a su banco, pero le dijeron que no podía hacer nada porque no había sido ningún fraude.

Posteriormente ella acudió a la policía suiza, pero las autoridades le informaron que no había ningún delito que denunciar.

Al ver que no solucionaba su problema, la mujer decidió llamar al establecimiento para explicar el error que se cometió.

El dueño del establecimiento le dijo que le devolvería el dinero, “Pero nunca lo hizo”, contó la mujer. Además, el hombre se declaró en bancarrota y desapareció.

[relativa1]
[relativa2]
[relativa3]