Cuando recién hemos empezado a salir con alguien y nos estamos empezando a conocer es posible encontrar cosas que nos gusten, unas que podemos negociar y otras que de plano no nos agraden, pero ¿cómo podemos saber que ese hombre con el que hemos empezado a salir será malo en la cama?

Definitivamente para saberlo hay que experimentarlo y tener intimidad con esa persona, sin embargo, existen algunas señales que podrían darnos alguna idea de cómo será la experiencia en la cama, así que toma nota y que no te tomen por sorpresa.

Besa mal

Uno de los primeros contactos íntimos que se tiene con una persona son los besos. Si no tienen química y los besos no son una experiencia agradable, quizá tampoco lo sea en la cama.

Es torpe

Si un hombre no coordina sus movimientos y tira cosas, se cae y choca con los postes, tampoco esperes mucha coordinación en la intimidad.

Es invasivo

Si se ha aproximado a ti y te ha hecho sentir incómoda con su manera de tocarte, ni le busques, seguro el sexo será incomodísimo y ninguno de los dos lo va a disfrutar.

Siempre tiene prisa

Un hombre que no disfruta de los momentos y que siempre tiene prisa muy probablemente tampoco disfrute de la intimidad y se apurará para terminar, lo cual será bueno para él pero no para ti.  

Presume de sus habilidades en la cama

Bien dicen que “mucho ruido y pocas nueces” así que un hombre que tiene la necesidad de presumir de sus habilidades amatorias seguramente no es tan bueno.