Las autoridades alemanas informaron que el sujeto que arrojó un vehículo en contra de una multitud se suicidó.

El ataque en contra los peatones ocurrió en la ciudad de Münster y se especula que no se trata de un acto de terrorismo, sino que el sujeto que conducía el vehículo tenía problemas psicológicos.

Medios locales indican que durante el ataque murieron 3 personas y 30 más quedaron heridas, pero las autoridades alemanas no han reportado las cifras oficiales de muertos y heridos. El conductor del vehículo posteriormente se disparó un balazo y murió.

En las imágenes que difundieron los medios alemanes se observa la destrucción que el vehículo dejó a su paso.

En su página de Twitter, Katarina Barley, ministra de Justicia, se solidarizó con las víctimas del ataque y pidió que se realice una investigación a fondo.

“Terribles noticias de Münster, Nuestros pensamientos están con las víctimas y sus allegados. Gracias a todos los servicios de emergencia. Debemos hacer todo lo posible para aclarar el trasfondo de lo ocurrido”.

Crédito de la foto Debate