Momentos de terror vivió un turista durante un safari cuando un cheetah se metió en el interior de su vehículo y estuvo en peligro de muerte.

No te muevas, quédate quieto y no le mires a los ojos”, fueron las recomendaciones que el hombre recibió cuando disfrutaba de sus vacaciones en el Parque Nacional de Serengeti, en Tanzania.

El guepardo se metió dentro de su coche y comenzó a morder parte del asiento trasero, por lo que el guía le dijo que no se moviera y no tuviera contacto visual con el felino.

Britton Hayes, un hombre de Seattle, EU, es el nombre del turista quien pasó este terrorífico momento. Además, otro animal de la misma especia se quedó afuera de la unidad.

No muevas ni un músculo”,  le dijo el guía. Y así lo hizo. “Era demasiado tarde para salir huyendo”, contó el hombre al recordar el momento.

Según recoge la CBS, Hayes indicó que “quería estar lo más calmado y quieto posible para evitar un mal resultado”.

Al final, los felinos terminaron yéndose y Hayes salió ileso de esta inesperada visita.

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]