En las últimas horas policías en la ciudad de Puebla han protagonizado dos acusaciones que se hicieron virales en redes sociales por acciones que acusan como mal trato a la mujer.

En el caso de Leticia Ramos Espinosa denunció que el viernes hacia las 15:00 horas, al regresar del Calvario padeció acoso sexual en el transporte público y aunque fue auxiliada por los pasajeros para que llegaran los uniformados -de los que no se especifica si pertenecen al municipio o estado-, estos desalentaron la denuncia y la juzgaron.

Esto ocurrió en una unidad de la Ruta 68 que circulaba de San Francisco al Seminario Palafoxiano, cuando un hombre que se sentó junto a ella primero se recargó inapropiadamente y después se masturbó hasta eyacular sobre la pierna de la joven.

Al gritar al acosador, los pasajeros pidieron al operador que frenara y aunque llegaron policías, estos señalaron que no había pruebas contundentes de acoso sexual y que en la Fiscalía General del Estado (FGE) sólo tomarían la declaración y lo dejarían libre.

Asimismo, criticó Ramos Espinosa, los uniformados le cuestionaron que saliera sola a esas horas y con prendas como una blusa de tirantes.

El tema del transporte público y el acoso sexual ha sido recientemente abordado por las mismas autoridades municipales y estatales con el lanzamiento de la aplicación digital Freno Al Acoso.

En tanto que en derroteros como la Ruta 52, el concesionario optó ya por disponer a partir de abril de unidades exclusivas para mujeres y niños en un horario matutino y otro vespertino.

El segundo hecho ocurrió también ayer hacia las 19:00 horas cuando un uniformado municipal agredió a una automovilista al grado de amenazarla de muerte.

De acuerdo con Ilse Lara, circulaba sobre la 7 Oriente a la altura del Bulevar 5 de Mayo cuando una patrulla municipal le cerró el paso, ella pidió que le permitieran dejar su auto en un estacionamiento ubicado a pocas casas debido a una emergencia y recibió la respuesta inapropiada.

"... me dijo "a ver pinche vieja pendeja entiende que no, eres una puta histérica" para acabar con un "LUEGO POR QUE LAS MATAN, YO NOMAS POR QUE ESTOY TRABAJANDO"", señaló en un mensaje que se ha viralizado.

Tras la agresión, agregó la víctima, comenzó a grabarlo, sin embargo el policía cambió su actitud y se mostró como ofendido.

Tanto la denuncia como la imagen del uniformado se han empleado para que usuarios de redes sociales demanden al edil Luis Banck Serrato y a la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPYTM) una respuesta.

[relativa1]

[relativa2]