Familiares de Paulina Camargo protestan frente al Poder Judicial de la Federación en la víspera de la sesión del Segundo Tribunal Colegiado en materia Penal de este jueves, donde se decidirá si se le concede, o no, un amparo a José María "Chema" Sosa Álvarez, presunto homicida de la joven.

Durante la protesta, los padres de Paulina Camargo Limón reiteraron su confianza en el trabajo de la Fiscalía General del Estado, además de que aseguraron que en caso de que la justicia federal ampare a José María, la autoridad ministerial cuenta con otros medios para evitar que abandone la cárcel.

Los padres tanto de Paulina como de  José María, ingresarán a la sesión pública programada en el décimo piso del edificio central del Poder Judicial de la Federación, donde se atenderá la revisión del citado amparo por los delitos de homicidio simple y aborto.

Sin embargo, en una estrategia por comprometer el acceso a la prensa y agotar los once lugares disponibles en la sala, la Fiscalía General del Estado tuvo a bien "apartar" dos lugares para el encargado de despacho de la Agencia de Investigación Metropolitana y un agente del Ministerio Público.

Éstos dos últimos aparecieron en la lista de asistentes aún y cuando no acudieron a registrarse de forma presencial al Tribunal, como lo marca el reglamento, por lo que se espera que lo hagan hasta cerca del mediodía, minutos antes de que dé inicio la sesión.

[relativa1]

[relativa2]