Para intervenir los inmuebles históricos de Puebla afectados por el sismo del pasado 19 de septiembre, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) invertirá una bolsa inicial de recursos por 150 mil dólares.

Nuria Sanz, representante de la UNESCO en México adelantó que los primeros edificios que se van a reparar serán la Casa de Alfeñique, cuyos trabajos comenzarán en enero,  y el ex convento franciscano de Tochimilco. 

"Vamos a empezar a trabajar las primeras semanas de enero en la Casa de Alfeñique; entre mañana y pasado mañana terminaremos por definir los detalles técnicos. Además estamos por terminar los detalles del monasterio de Tochimilco", expuso en entrevista.

El tiempo estimado para concluir estos trabajos está entre dos y tres meses, puesto que se tienen que realizar bajo el análisis, supervisión y recomendaciones que emitan expertos nacionales e internacionales para no dañar el patrimonio.

"Los trabajos tienen que ver con tres puntos: levantar un andamiaje sistemático para evitar riesgos de colapso al interior, organización y establecimiento de la catalogación de escombros para no perder nada, y traer a expertos internacionales que van a elaborar el resto del plan técnico", detalló.

Confió en que antes de que concluya este año haya un presupuesto definitivo para la intervención de los inmuebles históricos de Puebla, una vez que concluya la valoración del total de inmuebles en los que la UNESCO trabajará para preservar el patrimonio de la ciudad.

[relativa1]

[relativa2]