Un grupo de al menos 50 personas, entre familiares y amigos, se despidieron de Mariana Fuentes Soto, la alumna de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la BUAP que el sábado fue asesinada durante un asalto en la colonia Reforma Agua Azul.

Tras ser velada la noche del domingo por su familia, este lunes sus restos llegaron al Panteón Municipal, en donde finalmente fue sepultadaen medio de llantos y aplausos por parte de los que la conocieron.

Un grupo de mariachis se encargó de acompañar el sepelio, tras el cual la madre de Mariana agradeció las muestras de afecto de quienes la acompañaron tras el asesinato de la joven de 20 años.

Coronas de flores enviadas por alumnos y docentes de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, en donde estudió los últimos dos años y medio, cubrieron el sepulcro de Mariana. Ahí su padre anunció que será sepultado cuando llegue el momento de su muerte.

Sin ninguna crítica a la delincuencia que le arrebató la vida de su hija, su madre se limitó a mostrar su agradecimiento por el apoyo que recibió, incluso las institucionales, pues los gastos funerarios fueron cubiertos por el gobierno estatal y la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

[relativa1]
[relativa2]