El grupo de 15 trabajadores despedidos por la empresa Carpe Textiles continuaran reclamando el pago de su indemnización, por lo que el plantón instalado a las afueras de la planta, ubicada en la Diagonal Defensores de la República, seguirá si no reciben una respuesta satisfactoria, afirmó Delfino Andrés Tenorio Arrioja, uno de los empleados afectados.

El ex colaborador de la compañía textilera fundada en 1957, acusó que desde hace ochos años que la empresa decidió romper la relación laboral con ellos (los trabajadores), se ha negado a otorgarles el pago por los daños ocasionados, acción que, dijo, ha sido solapada por la autoridad.

En entrevista con este medio, explicó que su despido y el de sus compañeros fue una represalia por haberse negado a asegurarse con la empresa de seguros favorita de los directivos de Carpe Textiles.

Bajo este escenario, el también miembro de la Coordinadora Nacional de Artesanos y Comerciantes precisó que el trabajador despedido con el mayor tiempo de antigüedad tenía 39 años mientras que el de menor tiempo tenía  12 años, por eso es que no darán marcha atrás hasta conseguir el beneficio adicional que se le reconoce a cualquier trabajador al término de una relación laboral.

El gremialista también advirtió que, en caso de no obtener una respuesta inmediata, podrían llevar el plantón a Casa Aguayo para buscar un acercamiento con el gobernador José Antonio Gali Fayad. “Mientras no nos den una respuesta vamos a permanecer aquí”, añadió.

La tarde de este lunes, los inconformes encabezaron una protesta frente a Carpe Textiles, ahí impidieron la entrada y salida de aproximadamente 150 trabajadores, a fin de exigir el pago de su indemnización.

Aunque circula en redes sociales un video donde se observa a Antonio Hernández, representante de la Coordinadora Nacional de Artesanos y Comerciantes Zepaniah Titlatozke, afirmando que su agrupación logró obtener la liquidación de dos de los 15 trabajadores en plantón, Tenorio Arrioja desmintió que el conflicto haya sido finiquitado y advirtió que permanecerán hasta que todos los afectados reciban lo que por ley les corresponde.