Según los documentos que la plataforma Football Leaks le dio al semanario alemán Der Spiegel, el futbolista Cristiano Ronaldo, del Real Madrid, habría pagado 350 mil dólares (6.4 millones de pesos aproximadamente) a una mujer en Estados Unidos que lo acusaba de haberla violado.

Según lo revelado, el acuerdo establecería que la mujer guardaría silencio para siempre sobre los hechos que, presuntamente, ocurrieron en la mañana del 13 de junio de 2009 en un lujoso hotel de Las Vegas.

La información señala que ambas partes alcanzaron un acuerdo extrajudicial siete meses después, en concreto el 12 de enero de 2010, frente a un mediador del estado de Nevada.

El texto dice que el abogado portugués Carlos Osorio de Castro, responsable de los asuntos legales del futbolista durante muchos años, firmó el acuerdo en nombre de Cristiano. En el documento de tres páginas, Ronaldo aparece mencionado con la abreviatura "Mr. D.", mientras que la supuesta víctima de la violación es nombrada como "Ms. P.".

Se dice que la mujer accedió mediante este acuerdo a retirar todos los cargos contra el jugador del Real Madrid y a darle los nombres de todas las personas a las que había revelado los hechos.

Además, la joven accedió a certificar que había “eliminado o destrozado permanentemente cualquier material electrónico, escrito o de cualquier otro tipo que hubiera generado o recibido a raíz de los supuestos hechos”.

El acuerdo también incluiría que la mujer podría escribir una carta a Ronaldo, la cual sería leída al jugador por su abogado. Der Spiegel tuvo acceso a la carta, en donde ella describe con detalle su visión de la supuesta violación.

La mujer denunció el supuesto ataque a la policía el mismo día de los hechos, como confirman los registros en los que aparece su llamada telefónica al departamento de la policía metropolitana de Las Vegas.

Sin embargo no llegó a facilitar el nombre del supuesto violador, pero sí habló de una “figura pública”, de un “atleta”.

Der Spiegel logró una respuesta de Cristiano Ronaldo, quien ha respondido a través de su abogado en Múnich, Johanes Kreile.

“A juzgar por las preguntas realizadas, las acusaciones deben ser rechazadas contundentemente porque son incorrectas”, es como el luso respondió a las acusaciones.

El abogado agregó que su cliente tomaría “acciones legales contra declaraciones falsas y cualquier menoscabo a sus derechos personales”.

Por su parte, el abogado portugués Carlos Osorio, firmante del documento en nombre de Ronaldo, respondió que era política de su empresa no comentar públicamente los asuntos de sus clientes. Instó, no obstante, a Der Spiegel a no sacar conclusiones de su negativa a contestar.

Los hechos de los que habla el semanario alemán ocurrieron el 13 de junio de 2009, justo el verano en el que el futbolista portugués completó su traspaso al Real Madrid.

De hecho, dos días antes, el 11 de junio, el Manchester United y la entidad blanca hacían público que habían llegado a un acuerdo para la operación, cerrada en 94 millones de euros. Días más tarde el Madrid anunció el acuerdo con el delantero, que fue presentado el 6 de julio de ese verano ante un Santiago Bernabéu completamente lleno, un hecho sin precedentes en la historia del club.

Con información de El Mundo

Foto ElPeriódico.com

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]