Revisión vehicular y exámenes toxicológicos a conductores del transporte público cada seis meses e instalación de taxímetros, así como capacitación y concientización en materia de derechos humanos a choferes, establece la iniciativa que Geraldine González Cervantes, diputada del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) propuso a la Ley del Transporte del Estado de Puebla.

Por separado, Marco Rodríguez Acosta, diputado de Pacto Social de Integración (PSI) propuso 50 por ciento de descuento a los estudiantes en la tarifa del transporte, en tanto que Socorro Quezada Tiempo, diputada local del PRD, planteó públicamente subsidio al transporte como en la Ciudad de México.

La propuesta de reforma de Geraldine González que fue enviada a comisiones para su análisis y discusión establece que la revista vehicular a las unidades se realice como mínimo cada seis meses y no a discreción de la autoridad como sucede en la actualidad.

También propone la instalación de tarifas del servicio de taxi con base en la distancia recorrida, mejor conocidos como taxímetros.

Respecto a los choferes se propone la realización de exámenes toxicológicos semestrales, lo cual sólo se establece al momento de tramitar la licencia de conducir.

Al mismo tiempo se plantea la sensibilización y concientización de estos en materia de derechos humanosigualdad de géneroaccesibilidad de personas con capacidad diferente y embarazadas.

La legisladora propone como sanción a los conductores la prohibición de prestar el servicio en cualquiera de sus modalidades, una vez dado de baja.

Proponen intervención del Congreso para discutir alza a la tarifa

Durante la sesión de este miércoles, González Cervantes propuso que se tome en cuenta al Congreso del Estado para realizar un estudio técnico antes de aprobar una alza a la tarifa del transporte público.

También solicitó un informe que contenga a detalle el cumplimiento de las obligaciones a cargo de los transportistas.

Propone Quezada subsidio al transporte público

Previamente, en rueda de prensa la diputada perredista, Socorro Quezada propuso un subsidio al transporte público por parte del Gobierno estatal como sucede en la Ciudad de México, con el objetivo de no afectar la economía familiar.

Sostuvo que dichos recursos podrían provenir de economías en el gasto de la administración estatal.

Asimismo, reprobó la propuesta del transportista y su correligionario, Arturo Loyola González, para aumentar el transporte porque afecta a los ciudadanos.