Yahir rompió el silencio y aceptó que su hijo Tristán tiene un problema de adicciones, situación que lo obligó a internarlo en un centro de rehabilitación.

Primero estuvo aquí conmigo, estuvimos tomando algunas asesorías profesionales. Después, se puso un poco más fuerte la situación y Tristán entró a un centro de rehabilitación”, dijo el cantante en entrevista con Ventaneando.

Y tras recibir la pregunta si lo hizo con el consentimiento del joven, Yahir contestó: “No, con su consentimiento no. Lo que pasa es que tengo algunos amigos que trabajan en el centro, entonces fueron los que se acercaron a él, y bueno, no estaba ni enterado (Tristán) que iba para el centro)”.

A pesar de que notó mejoría, después ingresó en otro centro, pero Yahir lo sacó porque “el peligro no sólo estaba afuera, también adentro”.

Yahir explicó que ahora la parte de su rehabilitación consiste en lo que su hijo quiera hacer para ayudarse. “Tristán es mi vida, es mi prioridad, es el amor de mi vida. Es una cuestión de él, de un cambio interno, de poderlo aceptar. No puedo solapar toda la cuestión, tiene que enfrentarse a la realidad y topar con pared y saber que hay reglas para vivir”, explicó.

El cantante considera que las amistades del joven fueron las causantes de esta situación, y afirmó que toda su familia ha acompañado a Tristán en este proceso, con la finalidad de ayudarlo a superar su adicción al alcohol y la mariguana.

Foto Instagram

****

Te invitamos a que sigas a e-consulta Magazine en Twitter (clic aquí) y Facebook (clic aquí).