La impugnación de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) es una medida “desesperada” para no asumir su responsabilidad y para no dar una postura sobre el paradero de las aves del Aviario de Puebla, declaró el exencargado del inmueble en el Parque Ecológico, Martín Camacho Morales.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) informó ayer que impugnó la resolución de la Sala Especializada en Materia Ambiental y de Regulación del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa (TFJFyA) que declaró ilegal el procedimiento administrativo iniciado contra el ex responsable del Aviario de Puebla, Martín Camacho.

A través de un comunicado oficial informó que “dicha persona fue sancionada por esta Procuraduría por incumplir con sus obligaciones ante la SEMARNAT y por la posesión ilegal de ejemplares de vida silvestre”.

En entrevista con e-consulta, Martín Camacho refirió que la dependencia federal está actuando de esta manera porque no quiere que se manche su manera de trabajar ni su nombre. Además, dijo que no le conviene perder el juicio porque la ley la obliga a reparar el daño y a presentar físicamente las mil 200 especies que se extraviaron.

“A la Profepa no le conviene porque le obligaría a presentar las aves y a reparar el daño. Ellos aluden que se van a una revisión. Ellos tratan de obligar y no quieren reconocer. Tienen que presentar las aves y lo que no quieren reconocer es su error y lo quieren saltar”, señaló.

El exencargado del Aviario de Puebla descartó que por la impugnación vuelva a ser sancionado por la Profepa, pues recordó que el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa falló en su favor y no hay nada que apelar.

Consideró que la instancia federal actúa más por cuestión política que por defender el medio ambiente.

“Esto no es cuestión de derecho sino política. Ellos quieres salir ganadores porque sale manchada su actuación. El fallo del tribunal nos dice que no hubo alguna anomalía por parte nuestra”, aclaró.

El pasado martes 19 de julio, Martín Camacho informó que ganó a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) un juicio por el que fue acusado de supuesto tráfico y maltrato de las especies luego de que se llevara a cabo la remodelación del Parque Ecológico, en septiembre de 2014.

Dijo que con el fallo a su favor no pagaría una multa de 168 mil pesos que le fue impuesta por los cargos mencionados.