El Congreso del Estado destina el 52 por ciento de su presupuesto para cubrir los gastos en servicios personales, y se ubica por debajo de la media nacional en el rubro de  transparencia  de las finanzas legislativas.

A la par de que el Informe Legislativo 2016 publicado por el Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO), coloca al Poder Legislativo dentro de los últimos lugares en productividad, da cuenta que es de los que destina más de la mitad de sus recursos para el pago de los servicios personales.

La LIX Legislatura, la cual en estos momentos tiene como líder al panista Jorge Aguilar Chedraui, ocupa el 52.0 por ciento de los 144 millones 85 mil 371 pesos para el pago de la nómina, en la cual entran los diputados, asistentes legislativos, empleados de confianza y base.

El Congreso se encuentra dentro las siete entidades (Chihuahua, Morelos, Nuevo León, Sinaloa, Puebla, Veracruz y Zacatecas) en las que para cubrir los gastos de servicio personal se utiliza entre el 50 y el 59 por ciento del presupuesto.

En contraste los Congresos de Nayarit, Jalisco, Tamaulipas, Colima, Coahuila y Baja California Sur utilizan entre el 87 y 73 por ciento de sus recursos financieros para servicios personales.

 

Indicador bajo en transparencia en las finanzas

 

De acuerdo al reporte del IMCO, en el rubro de transparencia de las finanzas legislativas, la media de los poderes legislativos es de 31 por ciento, pero los legisladores poblanos se colocan por debajo de esta cifra con un 27 por ciento.

El estudio precisa que se hizo una revisión del área de transparencia de los congresos. En este apartado se revisaron las obligaciones de contabilidad gubernamental, la cual consiste en la publicación de información contable, administrativa, presupuestaria y de presupuesto ciudadano.

El Congreso poblano se ubica en la posición 17 de 32 lugares en cumplir con el 21 por ciento en transparencia financiera, y dentro de los primeros lugares se encuentran Tamaulipas (71 por ciento), Baja California y Coahuila (65 por ciento), Guanajuato (60 por ciento), Nayarit y Nuevo León (51 por ciento) y Jalisco (49 por ciento).

 

Diputados justifican baja productividad

 

Carlos Martínez Amador (PRD) y  Silvia Tanús Osorio (PRI) defendieron el trabajo del Congreso ante la evaluación que hizo el IMCO, en la cual señala que como uno de los poderes legislativos locales con menos actividad en sesiones de periodo ordinario y de trabajo de comisiones.

Tanús Osorio, quien señaló que no conocía por completo la publicación del organismo, apuntó que hay voluntad de trabajo por parte de los legisladores, y que es preferible tener un trabajo campo a ser una legislatura con demasiadas horas en el pleno.

Por su parte, Martínez Amador, quien por segunda ocasión es legislador, aseveró que los diputados cumplen con lo que señala el reglamento interno del Congreso, ordenamiento en el que se precisa que las sesiones de comisiones son obligatorias una vez al mes.

“No hemos incumplido, creo que estamos actuando de acuerdo al reglamento interno. No existe al momento un rezago como tal. Sin embargo en donde había mucho trabajo por hacer es en la Comisión Inspectora y la verdad es que le hemos metido velocidad. Se ha hecho un esfuerzo importante en el Congreso”.