A casi dos años del desalojo de mil 200 aves del desaparecido aviario de Puebla, en el Parque Ecológico, aún no existe alguna aclaración por parte del gobierno de Rafael Moreno Valle ni de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa)sobre el paradero de los animales, lamentó el ex responsable del aviario, Martín Camacho.

En entrevista a las afueras del Parque Ecológico, el ornitólogo recordó que uno de los acuerdos a los que llegó con la autoridad para entregar el aviario fue que no se desalojaran las aves debido a que podrían morir.

Sin embargo, dijo que ni el gobierno ni la Profepa garantizaron la seguridad de los animales, por lo que de las mil 200 especies solo quedaron vivas alrededor de 180.

“Ya casi son dos años del desalojo de las aves. No hay una aclaración de qué pasó con las aves y por qué las sacaron.  El acuerdo era que no se sacaran las aves porque se iban a morir; las aves son seres vivos y si eran movidas tenían el riesgo de morirse”, indicó.

Juicio por anulación del proceso se resuelve en mayo

Martín Camacho señaló que en mayo o más a tardar en junio, se resolverá el juicio de la demanda que tramitó  en contra  de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), debido a la multa de más de 168 mil pesos que le impuso de manera injusta la delegación, por no comprobar la legítima procedencia de algunos de los pájaros que recibió durante su cargo.

Recordó que la denuncia fue por la “anulación del proceso”, la cual tiene como objetivo –además de que no lo multen- que la Profepa aclare  por qué sacó a las aves del aviario, por qué utilizó a gente no calificada para trasladar las aves a otro sitio y aclare la procedencia de las mismas.

“Martín Camacho confió en que el juicio se resuelva a su favor  y de todos los involucrados en la lucha por salvaguardar la integridad de las aves. El fallo va a salir en favor de las aves. De todo el proceso. ¿Por qué llegó Profepa a sacar las aves del aviario?, ¿por qué trajo a gente que no eran inspectores, pues metieron albañiles?”, asentó.

Martín Camacho reprochó que a pesar de que han solicitado al gobierno del estado información de las aves, no haya una respuesta y se sigan perjudicando las áreas verdes tanto del municipio como del estado.

Luego de una inspección realizada del 24 de septiembre al 10 de octubre del año pasado, la Profepa determinó el decomiso de 105 ejemplares del Aviario de Puebla, así como la imposición de una multa de más de 168 mil pesos a Martín Camacho por violaciones a la Ley General de Vida Silvestre.

Martín Camacho dijo que las acusaciones fueron basadas en presuntas denuncias anónimas de que salían camionetas del Parque Ecológico repletas de jaulas. Por tal razón, presentó un juicio de inconformidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para que no procediera la multa.