El secretario de Salud a nivel federal, José Narro Robles, rechazó que los casi tres mil casos de contagios de influenza que se registraron en el país, representen una contingencia epidemiológica.

De visita en Puebla para inaugurar obras de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), el funcionario federal reconoció que hubo desabasto del fármaco Oseltamivir, utilizado como tratamiento para combatir esa enfermedad, en el sector de salud privado, sin embargo, aseguró que el problema ya fue resuelto.

En una entrevista que otorgó, Narro explicó que por la tarde del martes, llegó al país una dotación de 52 mil tratamientos para el sector privado, cantidad con la que se solucionaré el desabasto que hubo.

Indicó que este miércoles llegará otro lote con 33 mil dosis para el sector público, mismos que se irán a una reserva, pues para en días pasados, se “prestaron” medicamentos a farmacias privadas para evitar más contagios, con el compromiso de que estos se repondrían.

El secretario de salud argumentó que el fármaco en cuestión sólo es producido por un único laboratorio que se encuentra en Suiza, razón por la que los lotes tardaron en llegar al país.

En este sentido, indicó que hasta este miércoles, se contabilizaron “poquito más” de tres mil casos de contagios de influenza –pues no se ofreció una cifra exacta-, empero, dijo que ese número no implica una alerta epidemiológica, sino que se trata de una enfermedad estacional. “Estamos en una etapa normal estacional”, acotó.

En el caso de los contagios del virus Zika, refirió que se contabilizan 125 hasta ahora, los cuales fueron contagios que en su mayoría ocurrieron en el país.