En 2017, las escuelas podrán ajustar sus días y horarios de clase, pero tendrán que cumplir con los días que marca el ciclo escolar.

Aurelio Nuño aseguró que la iniciativa no busca recortar el número de horas de clase al año, sino que las escuelas escojan entre los 200 días o los 185 días que deberán cubrir.

Los directores que escojan dentro de su calendario escolar los 185 días tendrán que tener jornadas de trabajo más amplias”, dijo.

Indico que 2016 será clave para la reforma educativa y adelantó que dijo que en los siguientes meses iniciarán políticas esenciales para que la reforma pase de la Constitución a los salones de clases.

Nuño subrayó que en el país sólo se aprovecha 60% de las clases y que de ahora en adelante organizarán mejor el desempeño de las escuelas y elevarán la calidad de la educación con 6 acciones: tener una nueva organización de la escuela y de la plantilla para reducir las cargas burocráticas; llevar más recursos a las escuelas; fortalecer los Consejos Técnicos Escolares y mejorar el uso del tiempo.

La propuesta es que manteniendo el mismo número de horas  se permita que cada comunidad escolar decida si quiere impartir ese mismo número de horas en 200 días como sucede ahora o hacerlo en 185 días”, indicó.

El titular de la SEP dijo que las jornadas escolares están dentro de los parámetros de los países de la OCDE, pues el promedio es de 791 horas de clase.

Que cada escuela escoja si por diversas razones, por ejemplo, las climáticas, prefiere tener un calendario de menos días pero con jornadas más largas para no tener que llevar a los niños cuando el clima de la zona es extremo o por la razón que sea”, dijo.

Aurelio Nuño enviará la iniciativa a la Cámara de Diputados para reformar el artículo 51 de la Ley General de Educación, que establece los días y horas del calendario escolar para educación básica, que actualmente se compone de 200 días, y de ser aprobada sería aplicable para el ciclo escolar 2016-2017.