Las fuerzas de seguridad francesas abatieron a tres atacantes terroristas instantes antes que hicieran explotar los explosivos que llevaban adheridos en el cuerpo.

Los terroristas estaban pertrechados en la sala de conciertos Bataclan, en donde ya habían asesinado a más de 80 personas y se disponían a masacrar al mayor número de personas haciendo estallar explosivos. Sin embargo, las fuerzas de seguridad asaltaron el local e impidieron que los terroristas provocaran un daño mayor.

De acuerdo con la cadena France TV, que citó declaraciones del delegado del gobierno, Michel Cadot, los atacantes se habían atrincherado en el teatro cuando entraron los agentes franceses.

Pese a los esfuerzos de los policías por impedir las explosiones, uno de los yihadistas alcanzo a activar el cinturón explosivo que cargaba antes de caer abatido por las balas de los efectivos franceses.

En un conteo preliminar, las autoridades francesa consideraron que el ataque que se adjudicó el grupo terrorista ISIS dejó más de 120 muertos y más de 200 muertos.

Crédito de la foto www.debate.com.mx