La Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) reconoció el trabajo de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) del Estado por el esclarecimiento del homicidio del estudiante de la Facultad de Medicina, Josué Cruz Sánchez, al lograr la detención de los probables responsables y establecer que el móvil fue el robo; además anunció acciones para reforzar la seguridad dentro y a los alrededores de las instalaciones educativas.

El rector de la máxima casa de estudios del estado, Alfonso Esparza Ortiz, destaco la importancia de que el hecho no quedara impune y se haya detenido a los culpables.

“Hacemos un reconocimiento a la labor de la Procuraduría General de Justicia, al trabajo que hemos mantenido muy cercano con el titular de la PGJ, Víctor Carrancá, en donde los elementos que tienen, son definitivos. Hicieron toda una investigación y a un mes de haberse suscitado el infortunado evento, lograron dar con los responsables. Hubo una muy buena labor de investigación. La institución reconoce que se haga justicia y que se tenga un tema de mayor coordinación con las autoridades tanto estatales y municipales”, comentó.

En entrevista en el Complejo Cultural UniversitarioEsparza Ortiz comentó que en conjunto con las autoridades estatales y municipales, se reforzará el programa Sendero Seguro, y se colocarán cámaras de vigilancia a los alrededores de las instalaciones de la institución para monitorear las zonas de mayor afluencia de estudiantes.

Detalló que parte de las más de 400 cámaras de seguridad con que cuenta la institución, se conectarán con el Centro de Emergencia y Respuesta Inmediata (CERI) del ayuntamiento de Puebla para brindar seguridad a los estudiantes.

“Vamos a compartir las cámaras para conformar senderos seguros. Estamos en el levantamiento de los recorridos que más utilizan para poder llegar a sus medios de transporte. En esas zonas se instalarán cámaras. Tenemos servicio de seguridad privada en el área de la Salud”, comentó.