Un turista finlandés paseaba por las calles de Estambul, Turquía, cuando en un accidente abre la puerta de un refrigerador para tomar un envase con agua, pero para su sorpresa una ola de botellas cae al piso.

El incidente ocasionó la molestia de muchos comerciantes de la zona, quienes se abalanzaron sobre el hombre para golpearlo; sin embargo no se imaginaban que su presa era un boxeador profesional.

Los molestos comerciantes se lanzaron contra el hombre vestido de blanco, pero no lograron derribarlo; sino que por el contrario impactó a uno de sus agresores derribándolo al piso.

Las imágenes fueron compartidas por la cadena turca Haberturk TV el pasado martes en su canal de Twitter y pronto se viralizaron.