El Frente de Organizaciones Sociales y Políticas (FOSYP) acordó la instalación de cuatro mesas de trabajo con los gobiernos estatal y federal: una por la detención de Simitrio y de su hijo, otra por el tema del gasoducto Morelos, otra por los presos políticos de Cholula y una por los mototaxistas.

Dichas mesas de trabajo tienen la finalidad de que los acusados obtengan su libertad. Para ello se volverán a reunir los próximos lunes y jueves, reveló Hilario Alonso Flores, del Frente Nacional Los de Abajo y del FOSYP.

El viernes pasado integrantes del FOSYP se reunieron en Casa Aguayo con el delegado de la Secretaría de Gobernación (Segob) en Puebla, Noé Rodríguez Roldán; el secretario General de Gobierno, Luis Maldonado Venegas, y el subsecretario de Gobierno, Luis Arturo Cornejo Alatorre, así como representantes de la Comisión Federal de Electricidad, de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) y las comisiones de derechos humanos estatal y nacional.

"Hay voluntad política"

Durante una entrevista telefónica, Alonso Flores comentó que se trabajó de manera simultánea en las cuatro mesas, aunque se atendió con más urgencia la del gasoducto debido a que  ese mismo viernes se vencía el término para acatar el amparo que ganó Juan Carlos Flores.

El vocero del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua Puebla, Tlaxcala, Morelos fue arrestado el 7 de abril de 2014 por delitos contra la infraestructura hidráulica, motín, despojo, extorsión, robo, obstrucción de obra pública y privación ilegal de la libertad.

Los abogados del Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero interpusieron un amparo a favor del activista, ya que el mismo día que se dijo cometió los delitos, estaba en una reunión en las oficinas de la SGG.

Para el representante del Frente Nacional Los de Abajo, la liberación de Flores Solís muestra la "voluntad política" del gobierno del estado, aunque aún falta que obtengan su libertad otros diez presos de conciencia pertenecientes a las organizaciones que conforman el frente.

Se podrán integrar otros casos

Hilario Alonso también adelantó que el lunes y jueves de la próxima semana seguirán las negociaciones para atender el caso de los detenidos de Cholula, el de Simitrio e hijo, así como el de los mototaxistas.

En las próximas mesas de trabajo se tratará la situación legal de todos y cada uno de los detenidos de las organizaciones que forman parte del FOSYP.

Simitrio y su hijo son acusados de narcomenudeo y de la venta de espacios en el mercado Hidalgo; mientras que Adán y Paul Xicale, así como Primo y Albino Tlachi, son acusados de motín, delitos contra el orden constitucional y daños en la vía pública por oponerse a la construcción del Parque Intermunicipal en Cholula.

A pesar de que en las negociaciones sólo entraron los presos políticos de la Unión Popular de Vendedores Ambulantes 28 de Octubre (UPVA 28 de Octubre), el movimiento Ciudadanos Unidos por Cholula Viva y Digna, además del Frente de Pueblos en Defensa del Agua y de la Tierra Puebla Tlaxcala, también se podría incluir al resto de los detenidos.

"Quedó abierta (la negociación)  para los demás presos siempre y cuando se cumpla con el requisito de una ficha técnica, con el aval de los familiares y de los detenidos también", manifestó el representante legal de los mototaxistas.

Con esto también podrían obtener su libertad los presidentes auxiliares de San Miguel Canoa, Raúl Pérez Velázquez; La Resurrección, Leonardo Báez Serrano, y San Bernardino Chalchihuapan, Javier Montes Bautista. Además de los ciudadanos de Chalchihuapan arrestados en cumplimiento a la recomendación 2VG/2014 de la CNDH, referente al desalojo violento de la autopista Puebla-Atlixco el 9 de julio.