Luego de la aprehensión de tres activistas y de los actos de intimidación al profesor de la BUAP, Ricardo Pérez Avilés, por su oposición a la construcción del Gasoducto Morelos, el rector de la Ibero Puebla, Fernando Fernández Font pidió a las autoridades no criminalizar las protestas, y no fabricar pruebas para favorecer "un aparente desarrollo".

En entrevista, el administrador central de la Ibero Puebla, pidió al gobierno que esclarezca los actos de intimidación contra el académico de la BUAP que realiza un estudio sobre la viabilidad del proyecto que impulsa la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en los estados de Tlaxcala, Puebla y Morelos.

Ante las cinco indagatorias que mantiene abiertas la Procuraduría General de la República (PGR) en contra de activistas que se oponen al Gasoducto, el rector de la Ibero pidió que no se pierda la legalidad y el estado de derecho para favorecer algún proyecto.

Este día Pérez Avilés fue invitado a la inauguración del “Instituto de Investigaciones Interdisciplinarias en Medio Ambiente Xabier Gorostiaga S.J.” en la Ibero Puebla, pero no acudió por temor a represalias por su oposición a la construcción de los ductos de gas en la zona del volcán Popocatépetl.

"No es posible que un académico sea allanado en su casa, poniendo en riesgo la privacidad de su familia, y si ya sucedió tienen que esclarecerse los hechos. Debe existir justicia", puntualizó el jesuita.

En Puebla y en todos los estados debe prevalecer el derecho de los ciudadanos a manifestar su inconformidad como un nivel mínimo de libertad, dijo.

Señaló que la universidad jesuita que dirige tiene vocación para atender problemas que aquejan a la sociedad, ya que es una universidad histórica por defender a personas en procesos sociales y socioeconómicos en distintas épocas.