La Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur México) reconoció este 10 de diciembre, en el que sería su cumpleaños número 75, a quien fue su presidente de 1988 a 1990, el empresario poblano Eduardo García Suárez, en cuyo legado destacan varias obras sociales para la ciudad y el estado de Puebla.

En entrevista, su hijo y también empresario Eduardo García Casas, recordó el legado de su padre, quien “fue el fundador de la Universidad Popular Autónoma del estado de Puebla (UPAEP) y de la Feria de Puebla; hizo la Laguna de San Baltazar, el edificio empresarial. Realmente fue un gran formador empresarial y como empresario lo fue muy exitoso”.

En la celebración del que sería su cumpleaños, empresarios poblanos y de la ciudad de México recordaron a Eduardo García Suárez, “empresario comprometido con el país, al que le tocó una época difícil”, pues presidió la Concanaco en los primeros años del salinato, el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, y que siempre pugnó por la creación de más empleos y bien remunerados.

Eduardo García Suárez, quien nació un 10 de diciembre de 1938, falleció el 8 de marzo de este 2013, luego de pasar ocho meses en terapia intensiva, por un tumor en el páncreas.

Entre muchos otros logros, fue también presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) y del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

-¿Fue un gran hombre de la derecha poblana..? –fue la pregunta.

-Bueno, realmente a él lo encasillaron como de la derecha, pero no era de la derecha. Él era un hombre de centro que defendía la libre empresa y por eso lo encasillaron, pero él tuvo muchas fricciones con la extrema derecha, al grado de que lo sacaron del Patronato de la UPAEP…

Desde la sociedad civil

En entrevista, su hijo, Eduardo García Casas, consideró que la gran lección que dejó a Puebla y al país García Suárez “es que hay que seguir participando como sociedad civil, y exigirle al gobierno que cumpla con sus responsabilidades”.

Durante la comida en el honor del empresario -en la que se entregó una placa a la familia y se presentó un libro que recoge la historia de los presidentes de la Concanaco-, a la que, entre otros, asistieron su contemporáneo, Ricardo Villa Escalera, y el presidente de Canacintra en Puebla, Erick Junghans, su hijo lamentó que hoy, a diferencia de lo que impulsaba y defendía su padre, los políticos busquen enriquecerse en el cargo y, sin trabajarlo, amasan en unos años fortunas que a un empresario, de manera legítima, le lleva varias generaciones.

“La pirámide social cambió. Antes eran los empresarios primero y luego los políticos, ahora están arriba los políticos por todo lo que se roban…”

Subrayó que García Suárez siempre participó desde la trinchera empresarial y jamás ocupó un cargo político ni recibió un sueldo público, “no que ahora los líderes empresariales, que ni son empresarios, andan saltando de un lado para otro a ver qué hueso consiguen… Nosotros sentimos que el empresario se debe dedicar a su negocio, a producir empleos, no andar brincando en puestos públicos”.

Ya entrado en el tema, García Casas remató: “hoy (por la corrupción y el sistema) los líderes obreros son infinitamente más ricos que los líderes empresariales”.