Opinión

Información contra conocimiento, lo de hoy

Jueves, Enero 19, 2023
Leer más sobre José Guadalupe Sánchez Aviña
La predominancia de la información sobre el conocimiento es obstáculo para transformar realidades
Doctor en Educación, Sistema Universitario Jesuita ademas de ser maestro en Investigación Educativa por la Ibero Puebla realizó su licenciatura en Sociología por la UNAM . Actualmente es Académico de Ibero Puebla
Información contra conocimiento, lo de hoy

Cuando era niño, me enteré de que, en la calle de Donceles, en el centro de la Ciudad de México, existía una peluquería, en la cual, al entrar, podías elegir al peluquero que te atendería de acuerdo al tema del cual quisieras platicar ese día. Cada uno de ellos tenía un cartel anunciando su área temática, el cual permitía identificarlos: economía, política, deportes, cultura, y cualquier otro tema pertinente.

De inicio me pareció admirable la especialización de los peluqueros; sin embargo, con el paso del tiempo encontré algo mucho más impactante, pues los taxistas tenían la posibilidad de platicar con el pasaje, de acuerdo a los intereses de quien los ocupaba. Aquí el pasajero era quien ponía sobre la mesa el tema a dialogar, ¿qué más admirable que esto?

El tiempo pasa. Hoy creo entender que tanto peluquero como taxista simplemente cumplían parte de su función, al hacer pasadero el momento a sus clientes, ¡evitar su aburrimiento pues! Ni uno ni otro podrían haber profundizado (ni tenían por qué hacerlo) la temática abordada, ya que, su fuente de información era o el noticiario radiofónico, o televisivo o el periódico del día.

Hoy, la situación descrita con peluqueros y taxistas se extiende, a prácticamente cada ámbito de lo social, incluido el mundo de lo académico. La predominancia de la información sobre el conocimiento es obstáculo mayúsculo para transformar conscientemente las realidades. A lo que se hace referencia, es que vivimos un entorno social sostenido sobre la vorágine de información superficial, en la que lo menos que importa es su confiabilidad y posibilidad de convertirla en conocimiento.

Más artículos del autor

Contrario a esa ruta de información convertida en conocimiento, a través del proceso propiamente humano del conocer lo que hoy se genera, es una masa de opiniones bajo la máscara de la información, que trae como consecuencia la dependencia respecto a sus generadores y la confrontación sin razón, esa que divide de posturas diferentes.

La ausencia de bases de esa información, cobijada por un entorno en el que la descalificación y el desprecio por lo diferente o con lo que no se coincide, tiene como una de sus consecuencias, la ausencia de diálogo, por tanto, el distanciamiento social de las personas. Pequeña muestra de lo que se menciona, son algunas figuras públicas, que después de emitir alguna declaración, generan estridentes reacciones entre sus seguidores y sus contrarios, con aplausos los primeros, y con rechiflas los segundos, pero ambas partes, como respuesta mecánica, sin mediar razonamiento alguno.

Lo descrito no es cosa menor si consideramos que son, por una parte, muestra de la incapacidad que como sociedad tenemos para formar ciudadanos críticos, capaces de imaginar y asumir posturas alternativas; y por otra, la existencia de una división social profunda, que nos impide la acción colectiva y parece condenarnos a la inmovilidad social. Lo anterior, independientemente de la ignorancia galopante que se recrea.

Si consideramos que los procesos educativos que nos forman como individuos y sociedad se presentan en todo espacio en el que existimos y se desarrollan de manera permanente, es entonces, que entendemos que no solo es la escuela la directamente encargada de enfrentar tal situación, educando a las personas, sino que, por el contrario, es en todos nosotros en quienes recae esa responsabilidad.

Vistas: 295

Loadind...