Opinión

Esta Navidad, abonemos a la “hipoteca social”

Lunes, Diciembre 19, 2022
Leer más sobre Fernando Manzanilla Prieto
Son momentos de fraternidad y de hacer lo que nos corresponde por la sociedad
Soy Fernando Manzanilla Prieto, desde hace 20 años la vida me ha dado el privilegio de servir a las familias poblanas. Mi mayor anhelo es que a mí Estado le vaya bien. 
Esta Navidad, abonemos a la “hipoteca social”

Estamos a unos días de celebrar la Navidad, una fecha que evoca por sí misma paz y fraternidad, ya que nos permite pasar momentos gratos en compañía de nuestros seres queridos. Sin embargo, también es una temporada que debería llevarnos a reflexionar sobre cuál es el papel que tenemos, o necesitamos emprender, en la construcción de una mejor sociedad.

Y es que para nadie es un secreto que en el día a día, debemos afrontar retos insoslayables, que ponen en jaque a la sociedad. Crisis económica y ambiental, inseguridad, pobreza, hambre, falta de oportunidades, desigualdad, entre otros, son algunos de los desafíos que empañan en muchos hogares la alegría que se supone deberíamos disfrutar todas y todos en estas fechas y, en un plano ideal, todo el año. 

Es por ello que, en estas fechas, en las que muchas de las calles de nuestra ciudad son decoradas con luces de colores y se organizan convivios en muchos lugares, no podemos perder de vista que hay quienes no la están pasando bien, incluso en nuestro contexto más cercano.

Es necesario no ser indiferentes a esta realidad y tener los ojos bien abiertos para poder actuar, en la medida de nuestras posibilidades, ante estos sucesos. No se trata simplemente de ser empáticos como parte de una acción corresponsable e incluso altruista que enarbola valores como la bondad, sino porque solo así realmente estaremos contribuyendo a la solución de los problemas que compartimos como sociedad.

Más artículos del autor

Porque cuando nos ocupamos de los problemas que aquejan a nuestro entorno más cercano, también lo estamos haciendo con los que afectan a la sociedad en su conjunto, ya que precisamente los grandes asuntos, tienen su raíz en los pequeños conflictos.

En otras palabras, podríamos hablar de que se trata de pagar la “hipoteca social” que nos corresponde, un término definido por David Ramírez Padilla, Rector Emérito del Tecnológico de Monterrey, como la deuda que se tiene con la sociedad y que se debe a la propiedad privada.

Es decir, para mejorar la comunidad es importante que cada quien ponga su grano de arena con tiempo y servicio hacia los demás.

En este sentido es que todos los sectores de la sociedad debemos asumir qué nos corresponde para aportar, de acuerdo con nuestras capacidades, que permitan generar un mejor nivel de vida para todos.

Pero pagar la hipoteca social no se restringe simplemente a la donación de dinero, sino a la donación de tiempo hacia los demás, lo cual conlleva el compromiso de disponer de nuestras capacidades para ayudar a liberar a otras personas de las circunstancias adversas en que viven.

Es así que estas fiestas navideñas se vuelven el escenario propicio para reflexionar la deuda que tenemos pendiente con la sociedad, pero sobre todo nos hace un llamado a empezar a saldarla.

Ya que, si bien estos son momentos de compartir en familia y con los amigos, no pasemos por alto que también es tiempo de hacer lo que nos corresponde.

En este sentido, el primer paso que debemos dar es el dejar atrás las diferencias con los demás y con ello quitar el freno a nuestro compromiso con una sociedad mejor.

No se trata de una falsa cordialidad, sino por el contrario, de alcanzar la fraternidad y mucho más en estos momentos en los que, como mexicanos necesitamos estar unidos en pro de un desarrollo integral para todas y cada una de las comunidades.

Regocijémonos en que este año tendremos la oportunidad de disfrutar de las fiestas decembrinas como en antaño, tras la crisis sanitaria por COVID-19, pero también hagámonos el propósito de que sea la época propicia para vivir la hipoteca social en su sentido más auténtico como fuente de valores tales como la justicia, la solidaridad y la paz.

 

Vistas: 1002

Loadind...