Opinión

AMLO, el Rey del Barrio

Sábado, Noviembre 26, 2022
Leer más sobre Antonio Madrid
Ante protestas por autoritarismo, el Jefe del Ejecutivo se pone bravucón
Comunicador y periodista. Reportero, corresponsal y columnista (La Pasarela) en diversos medios poblanos. Ha ejercido su labor reporteril en radio, televisión y prensa escrita en medios de Huauchinango y Xicotepec.
AMLO, el Rey del Barrio

No cabe duda. López Obrador es un mago de la política. Y si no, cómo puede explicarse su estrategia de la contramarcha, que todo indica se convertirá en otro de sus rotundos éxitos.

Y es que, en la lógica de cualquier otro mandatario, luego de la megamarcha ciudadana que vimos en defensa del INE, lo más correcto hubiera sido recular. Recular y negociar. Negociar y ceder.

En la lógica de AMLO las cosas no son así. Como un peleador de barrio, a la menor provocación, suelta los puñetazos y arremete contra quienes intenten quitarle la medalla del Rey del Barrio.

No importa si en ello le va perder todo. En el barrio tienes que jugártela al todo o nada. Sí, porque si la marcha no resultara como él espera, habrá tenido un mega fracaso. Pero si la marcha es numerosa, como es lo más probable que suceda, entonces se habrá anotado un éxito político más.

Más artículos del autor

Pero hay un problema. Esta estrategia es meramente de política partidista o ideológica. Claro está que la fanaticada amloista estará ahí en primera fila, sin necesidad de mucha labor de convencimiento. Es el sector que ve en cada ademán de AMLO, una señal divina. Pero la gran mayoría tendrán que ser movilizados. Es gente que hoy son beneficiarios del gobierno y en su caso burócratas que tienen que acudir por temor a perder su trabajo. Igualito como ocurría con el PRI de antaño. El problema surge porque si bien, la marcha pudiera ser un éxito, se hace obligado recordar que AMlO no llegó al poder por el voto de únicamente la fanaticada, que no es poca, pero que tampoco le daba para haberlo hecho ganar. Llegó al poder gracias a un grueso sector poblacional que le creyó la narrativa de que el país era un caos y estaba a punto de hundirse. Políticos corruptos, altos precios de los combustibles, carestía, altos precios del gas LP, escasez de empleo, inseguridad galopante, sumisión ante los Estados Unidos, huachicol, delincuencia organizada, abandono del campo y un largo rosario más que López pintó hábilmente durante 18 años y que dibujaban un panorama desolador. O había un cambio, o el país estallaría.

Con el anhelado cambio, mismo que sería encabezado por él, el país cambiaría. Hacía falta un hombre que, dotado de una misión divina, viniera a componer el caos causado por el neoliberalismo.

El problema es que dicho cambio nunca llegó, a no ser por la llegada de AMLO al poder.

Hoy, a cuatro años de gobierno, la gasolina sigue cara, la inseguridad ha aumentado de la mano del crimen organizado, la escasez de empleo sigue vigente; la sumisión ante los Estados unidos es vergonzante, el huachicol está más vivo que nunca, el campo sigue abandonado, los precios de la canasta básica están por los aires, el precio del gas LP sigue casi igual. Ante ello, ese grueso sector de la ciudadanía que esperaba los ansiados cambios está decepcionada. Y es la que le pide cuentas a AMLO. Y es la que le exige resultados y no solamente discursos ocurrentes. Y es quien está comenzando a marchar por las calles. Y si a eso le agregamos el tema del autoritarismo de AMLO para hacer todo a su modo, sin tolerancia alguna, la gente parece estar doblemente decepcionada y dispuesta a hacer valer esa fuerza de protesta, animada e impulsada, paradójicamente por AMLO mismo, quien entre sus enseñanzas mesiánicas, recomendaba protestar contra cualquier acto de autoritarismo del gobierno en turno.

El próximo lunes en la mañanera, el Presidente festejará su triunfo en la marcha. Y se burlará de sus oponentes. Y sus seguidores inundarán las redes sociales, haciendo lo propio. El problema es que el grueso sector que un día lo apoyó, seguirá creciendo en contra suya, porque lo que quiere son resultados, no bravuconadas del Rey del Barrio.
*

Regresa el caso del linchamiento de Papatlazolco a Huauchinango

Cuando ya se pensaba que era un tema olvidado, el del linchamiento de Papatlazolco viene a ser nuevamente un tema en boga en Huauchinango. Como se recordará, fue hace el 10 de junio por la noche, hace ya cinco meses cuando el joven abogado, Daniel Picazo fue torturado y quemado por una muchedumbre en la junta auxiliar de Papatlazolco. Tras el suceso, que conmovió a la región y el estado, hubo detenciones de presuntos responsables.

Pero la cosa no quedó ahí. Este jueves, la Comisión Nacional de Derechos Humanos ha pedido que se investigue penalmente y se sancione la actuación de los agentes policiales que asistieron a la muerte del joven porque “permitieron que la turba” acabara con la vida del abogado sin hacer nada para impedirlo. “Los servidores de seguridad pública estatal y municipal no actuaron conforme al protocolo previsto para los linchamientos, no hubo intentos de impedir que lo rociaran con gasolina, ni de que prendieran fuego, ni mucho menos de apagarlo y proteger a la víctima”, reportó el diario español El País, citando una conferencia de prensa de ayer jueves.

Para los responsables de la oficina de Derechos Humanos de Puebla, una vez vistos los videos y finalizados sus informes sobre lo ocurrido, los agentes debieron “haber hecho uso de la fuerza pública” para disolver a los pobladores y proteger a Picazo, así como ayudarlo a salvar su vida. “Se limitaron a hacer algunas llamadas”, han asegurado, “pero no a rescatar a la víctima y ponerla a salvo”. Asimismo, en la oficina de Derechos Humanos han pedido que los familiares sean inscritos en el registro estatal de víctimas para recibir los beneficios previstos por la ley.

A raíz de ello, el director General de Seguridad Ciudadana, Javier Gómez Vázquez, así como Samuel Garrido Gaspar, director de operación policial, pidieron permiso para ausentarse de su cargo. Este día viernes 25 de noviembre, el Cabildo de Huauchinango fue convocado a reunión extraordinaria para debatir el caso.

La gran pregunta es: ¿Porque se le ha dado tanta protección a Javier Vázquez, durante su estancia en el cargo, que ahora tiene metido al ayuntamiento en una nueva crisis?

Hasta ahora es una pregunta que nadie ha podido contestar.

Vistas: 415

Loadind...