Opinión
Loading...
Loading...
Al Momento
    Más Leídas

      Ultrajes a la autoridad

      Martes, Enero 18, 2022
      Leer más sobre Víctor Reynoso
      Las leyes de “ultrajes a la autoridad” buscan defender al poder político de los ciudadanos
      El profesor universitario en la Universidad de las Américas - Puebla. Es licenciado en sociología por la UNAM y doctor en Ciencia Social con especialidad en Sociología por El Colegio de México.
      Ultrajes a la autoridad

      La cuestión de los “ultrajes a la autoridad” puede ser un indicador de la salud de nuestra democracia. Sin duda tiene un sesgo autoritario, que debe preocuparnos. Las reacciones en contra, por otro lado, hablan en favor de sensibilidades y culturas democráticas.

      El constitucionalismo tiene como objetivo primordial el defender a los ciudadanos de los abusos del poder político. Las leyes de “ultrajes a la autoridad” van en un sentido contrario: buscan defender al poder político de los ciudadanos.

      No es que los ciudadanos podamos hacer cualquier cosa frente a la autoridad. Hay leyes que debemos respetar. Pero esas leyes ya están establecidas.

      El uso de este delito puede utilizarse, y ha sido utilizado para violar los derechos humanos, para fomentar actos y actitudes autoritarias. Parece ser el caso del estado de Veracruz, en donde opositores políticos o simples ciudadanos, han sido encarcelados por este delito.

      No es el único estado en el que está tipificado este delito. Pero el caso veracruzano adquirió notoriedad por el encarcelamiento de José Manuel del Río Virgen. La acusación contra el secretario técnico de la Junta de Coordinación Política del Senado es por homicidio, no por ultrajes a la autoridad. Pero el asunto llamó la atención porque algunos lo consideran un acto autoritario del poder político contra un opositor.

      Al parecer este delito se derogará en Veracruz. Aunque el caso de José Manuel del Río muestra que el abuso de poder, el uso autoritario del mismo, no necesita de esa figura jurídica. Cualquier excusa puede ser útil.

      En este contexto llama la atención la defensa que la jefa de gobierno de la Ciudad de México ha hecho del gobernador veracruzano. No solo fue tácita al firmar en estos días un convenio de colaboración digital entre ambos gobiernos. Claudia Sheinbaum defendió explícitamente a Cuitláhuac García Jiménez y subrayó su integridad.

      ¿Había necesidad de hacer eso? ¿Es parte del golpeteo interno de Morena, concretamente contra el senador Ricardo Monreal? En cualquier caso, el apoyo de Sheinbaum a García tiene costos.

      Se ve a la gobernadora de la Ciudad de México desgastada, sobreexpuesta, de mal humor y con actitudes cercanas al autoritarismo. Quien la ha metido en esa situación no parece estarle haciendo un favor.

      Vistas: 260

      Loadind...