Tokio 2020: Igualdad de género en el deporte

Viernes, Julio 30, 2021 - 15:11

El deporte femenino en Tokio 2020 ha alcanzado casi la paridad olímpica

Presidenta de Paritè emprendimiento de género. Doctora en Derecho-CONACYT. Abogada y Maestra en Derecho Constitucional y en Ciencias Políticas BUAP. Doctorante en Estudios Legislativos de Género y Paridad CONACYT
 

La igualdad de género en el deporte desde la perspectiva de las vertientes de deporte y género, permite promover la participación equilibrada de hombres y mujeres en la práctica rompiendo esquemas estructurales de normas y estereotipos para promover una igualdad deportiva. Los Juegos Olímpicos de Tokio presentan un reto para la igualdad de género. Normalizar competencias deportivas en igualdad y paritarias es parte del escenario que caracteriza estas competencias internacionales, los simbolismos y acciones por parte de las atletas feministas están creando una plataforma muy poderosa para crear la figura de la paridad olímpica.

Paridad deportiva significa visibilizar la participación en igualdad de las mujeres para trascender y fomentar el deporte femenino, cerrando las barreras de sexo, cultura, raza, religión y nacionalidad y eliminando los estereotipos y discriminación de género en el deporte para cerrar la brecha deportiva, y empoderar a las mujeres para que sean más competitivas en la cultura del atletismo.

“Los Juegos son la solemne y periódica exaltación del deporte masculino, con el aplauso de las mujeres como recompensa”, era la expresión de Pierre de Coubertin fundador de los Juegos Olímpicos y del Comité Olímpico Internacional. Pese a su alta discriminación de género en el mundo del deporte, las mujeres participaron por primera vez en los Juegos Olímpicos de París en 1900, en donde 22 mujeres atletas hicieron historia. La tenista Charlotte Cooper ganó en estos juegos la primera medalla olímpica femenina.

El deporte femenino en Tokio 2020 ha alcanzado casi la paridad olímpica, el movimiento de las mujeres en el deporte está más presente que nunca; no solo representamos casi la mitad de atletas femeninas en las competencias olímpicas, sino que además las mujeres en los despachos y directivas en el Comité Olímpico Internacional también están en búsqueda de alcanzar la paridad. Recientemente se nombró a Marisol Casado Estupiñán como la presidenta de la Federación Internacional de Triatlón.

Paridad Olímpica, representa la paridad de género de participación femenina en los Juegos Olímpicos. Tokio 2020 se aproxima con un 48.8% lo que equivale a que 5.400 mujeres que están compitiendo en 145 pruebas femeninas y mixtas, de un total de 47.4 por ciento de las competencias olímpicas programadas. En estos juegos existe un potencial extraordinario de mujeres entre las que están estrellas del deporte como la gimnasta Simone Biles, la tenista Naomi Osaka, la nadadora Mireis Belmonte, la ciclista Mariana Pajón y mexicanas como la gimnasta Alexia Moreno, la luchadora Jane Valencia, la jugadora de golf Gaby López, las clavadistas Alejandra Orozco y Gabriela Agúndez, entre otras.

Tokio 2020 tiene paridad de género por primera vez. Los Juegos Olímpicos son más inclusivos y paritarios; el Comité Olímpico Internacional aumentó 18 pruebas a los Juegos de Tokio en un esfuerzo hacia la igualdad de género, en el que existe igualdad entre de hombres y mujeres en estas categorías. La COI considera que la participación de las mujeres en Tokio 2020 se cerrará en 49% comparada con 45% de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, lo cual es un gran avance para la igualdad de género en el deporte, ya que en los Juegos de París de 1900 participaron solamente 22 mujeres de los 997 atletas olímpicos.

La igualdad en los Juegos Olímpicos es una meta del Comité Olímpico Internacional. La Agenda 2030 reconoce explícitamente que el deporte es un facilitador importante para el desarrollo y el empoderamiento de las mujeres. La incorporación de las mujeres en esta disciplina es una búsqueda a los derechos de igualdad de las deportistas en la historia de las olimpiadas modernas.

Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 están detonando la feminización en el deporte; se está exponiendo más que nunca por parte de las atletas femeninas, la hipersexualización de la cultura sexista y el modelo patriarcal en el deporte. Por primera vez se están rompiendo estas reglas, el equipo femenino de gimnasia de Alemania y el equipo de balonmano de Noruega están cambiando el escenario feminista al protestar cambiado los uniformes, enviando un mensaje de que ha llegado el tiempo de eliminar la violencia de género en el deporte.

‘Abrir el juego en el Deporte’ es una estrategia de la Iniciativa Spotlight ACÁ (Asociación de Cultura, Arte y Educación) para trabajar la prevención de la violencia de género en el deporte y la construcción de un deporte más justo y equitativo para las mujeres, que tiene como objetivo ser una guía para construir un protocolo de prevención de violencia de género en instituciones deportivas en el proceso de transformación colectiva, como los Juegos Olímpicos.

Las mujeres están haciendo historia en Tokio 2020. La representación de género y el equilibrio de la participación deportiva de las mujeres es el camino hacia la igualdad de género en el deporte. La Paridad Olímpica es el estandarte que marcan estas olimpiadas, lo que mostró que la tenista Noemi Osaka encendiera el pebetero olímpico; las posturas de los equipos feministas de Alemania y Noruega de romper las barreras discriminatorias y de desigualdad en las reglas de las olimpiadas, la participación de la corredora embarazada Alysia Montaño en la carrera olímpica y las decisiones de Simone Biles y Naomi Osaka están evolucionando el deporte.