Las campañas solucionaron la pandemia

Viernes, Mayo 28, 2021 - 08:26

En México las campañas electorales hicieron que la pandemia dejara de ser una amenaza

Es egresado de la carrera de Mercadotecnia y Diseño Publicitario de la Universidad de Oriente, donde también curso la maestría en Gerencia Empresarial. Desde 2019 ha laborado como community manager.

No cabe duda que para que la pandemia dejara de ser una amenaza incontrolable para la sociedad debían arrancar las campañas electorales.

Podría iniciar con que las vacunas se empezaron aplicar justo antes que empezaran las campañas, pero la verdad es que, sea la fecha que sea, la vacunación era necesaria así que este tema no lo mencionaremos, al menos por hoy.

En plenas campañas electorales la mitad de México se encuentra en color verde y la otra en amarillo en el semáforo epidemiológico. Solo Quintana Roo se encuentra en semáforo naranja.

Y no es que los candidatos realmente tengan presente las medidas sanitarias en sus eventos. Al parecer, el gobierno federal decidió que mágicamente iban a disminuir los contagios para no afectar el proceso electoral. Sí, el mismo gobierno que desde el inicio de la pandemia quería que todos los enfermos que llegaran a los hospitales fueran aislados en la Zona Covid sin importar que los síntomas no tuvieran que ver con el virus.

Antes de que me digan que lo último no era cierto, déjenme hacer un paréntesis para mencionar que el padre de este servidor falleció hace un año por metástasis en su recámara, y el doctor que enviaron de un famoso hospital del municipio de Minatitlán, Veracruz para hacer el certificado médico de defunción agregó en las causas de muerte neumonía atípica (síntoma inequívoco de Covid).

¿Con qué fin? Para que su muerte se sumara a las estadísticas de fallecimientos por coronavirus. Entre otros rumores que como no me constan, no los voy a mencionar. Así que regresemos al tema principal.

Candidatos de todos los partidos podrán decir que ellos sí aplican las medidas sanitarias, y puede que alguno si las cumpla, pero la amplia mayoría se hace de la vista gorda en sus eventos.

Antes de entrar a mencionar ejemplos ocurridos en nuestra entidad, permítanme mencionar que dos municipios de Veracruz, Xalapa y Coatzacoalcos regresaron a semáforo naranja porque realizaron eventos masivos y se incrementaron los contagios; pero ni eso impidió que se siguieran llevando a cabo. Antes muertos que sin apoyar a sus respectivos candidatos.

Ahora, por mencionar dos ejemplos recientes en el estado de Puebla vamos a mencionar a las coaliciones favoritas en estos comicios: Va Por México y Juntos Hacemos Historia.

Y como los últimos serán los primeros vamos a hablar del partido que lidera a Juntos Hacemos Historia: los creadores de la 4T. Morena este jueves 27 de mayo tuvo su precierre de campaña en el Country Club de la ciudad de Puebla. Hasta el líder nacional, Mario Delgado Carrillo asistió.

En las fotos y videos del evento se puede observar que el espacio estaba desbordado de gente, la mayoría de los asistentes con cubrebocas pero muchos otros sin portarlo. Del gel antibacterial o el líquido sanitizante ni hablemos porque, aunque había gente que sí portaba el suyo, los primeros dos argumentos expuestos en este párrafo anulan el buen o mal uso de los recursos líquidos anticovid.

Para colmo hubo muchos jaloneos y empujones porque un grupo de choque del mismo partido, pero con su lealtad puesta en el eterno rival de Claudia Rivera, Gabriel Biestro, llegó a hacer reclamos que a nueve días de la jornada electoral ya ni tiene caso que hagan.

Ese precierre se podría tomar como ejemplo precisamente sobre lo que la gente no debe hacer. Recordemos que las vacunas no te vuelven cien por ciento inmune, solo disminuye el riesgo, pero de que se pueden contagiar, es un hecho.

Y para no desentonar, vamos con los rivales. La coalición Va Por México también realizó un evento que, aunque a simple vista parecía que cumplía con las medidas sanitarias, cometieron un pequeño descuido.

El mitin se llevó a cabo en un restaurante de San Pedro Cholula, donde a la hora de entrar te obsequiaban un poco de gel, todos llevaban cubrebocas o caretas, incluso en cada asiento del sitio había un cubrebocas de regalo.

¿El problema? El lugar se atascó de gente, los candidatos presentes pasaron entre la multitud saludando a todos y lo que parecía un evento controlado terminó con una aglomeración de personas que no debió ocurrir.

Los opositores de AMLO y compañía eran los primeros en criticar a López-Gatell sobre el mal manejo de la pandemia, pero con eventos así todo indicaría que sus señalamientos quedan de lado con tal de ganar este 6 de junio.

¿No se supone que el INE o el IEE debían vigilar que en los eventos de campaña todos respetaran las medidas sanitarias?

Si nos fuéramos partido por partido describiendo situaciones similares, les aseguro que este texto se haría kilométrico y perderían el interés en seguir leyendo así que mejor vamos a pararle aquí.

No deberíamos asustarnos si en el periodo post-elecciones vuelva a subir el número de contagios o los semáforos de cada entidad retrocedan a naranja o rojo, ya que ni el gobierno ni los organismos autónomos se preocuparon en controlar los eventos de campaña y mucho menos sancionarlos si ignoraban las medidas anticovid.

Pero bueno, eso lo veremos en semanas posteriores al día de las elecciones y nosotros... nosotros nos leemos el siguiente viernes.