La adopción tecnológica para las Pymes en México

Viernes, Mayo 14, 2021 - 23:48

El que las pequeñas y medianas empresas usen plataformas digitales es un gran avance

Director General de Tecnologías de la Información de la UDLAP,  reconocido por InforWorld como uno de los mejores CIOs de México. 

Hasta hace unos meses, la transición de lo real a lo virtual era un proceso que parecía lejano. Sin embargo, el aislamiento social lo aceleró todo, tomando por sorpresa a un gran porcentaje de empresas, mismas que se vieron obligadas a realizar un cambio de modelo tecnológico que originalmente se tenía pronosticado a largo plazo.

Sin lugar a duda, la columna vertebral de la economía mexicana se encuentra en las micro, pequeñas y medianas empresas. Hoy en día, existen cerca de 4 millones de MIPyMES, las cuales contribuyen con alrededor del 52% del Producto Interno Bruto (PIB) y generan el 70% del empleo formal.

Desgraciadamente más de un millón de empresas tuvieron que cerrar por la pandemia de COVID y problemas económicos, reportó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). En consecuencia, hubo un aumento considerable acerca de los requerimientos de negocios que hacen uso de nuevos sistemas de organización y operatividad.

El incremento en la demanda del trabajo a distancia o home office, adquisición de nuevas capacidades para manejar software, nuevos modelos de comercio electrónico y el cambio las modalidades de comunicación, vinculación y contacto en diversidad de sectores, fueron los principales factores de cambio. Antes de la pandemia se estimaba que sólo 5% de las unidades económicas de la entidad operaba con tecnologías de la información, cifra que se habría elevado a entre 30 y 40% de empresas que hacen uso de tecnología básica para la sobrevivencia de su negocio. Esto ha permitido a las empresas, sin importar su tamaño, giro o sector, ser más competitivas.

Según un estudio efectuado por Microsoft, ocho de cada diez empresarios hizo un cambio en su negocio durante la contingencia sanitaria, dentro de los cuales la adopción de tecnología ha tenido un papel central. De estas empresas, 42 por ciento reinventó su negocio e implementó nuevas tecnologías para seguir operando.

Aunado a ello, las tecnologías de información han aportado favorablemente al crecimiento de las pequeñas y medianas empresas (PyMES), ya que les permiten mejorar y optimizar procesos, agilizar operaciones y sus diferentes actividades, como el respaldo y almacenamiento de datos, procesarlos y convertirlos en información de análisis, y otras operaciones que les permitan tomar mejores decisiones.

La mayoría de las Pymes mexicanas ya entendieron que la digitalización va más allá del trabajo remoto o computadoras de última generación. Del total de las pymes, 77 por ciento de las empresas declaró que continuará con la adquisición e implementación de nuevas tecnologías después de la pandemia (como big data, inteligencia artificial, IaaS y ciberseguridad), y el 61 por ciento priorizará la compra o cambio de equipos de cómputo portátil a mediano plazo.

De manera general, las Pymes principalmente han utilizado las plataformas digitales para la adquisición y retención de clientes, para una mayor productividad, para introducir mejores y nuevos productos y para poder expandirse a nuevas zonas geográficas.

Entre los recursos tecnológicos más utilizados por las PyMEs, se encuentra el chat, el correo electrónico, así como las herramientas de videoconferencia; aunque hay un cambio de perspectiva en los próximos doce meses en donde más de la mitad de las empresas contemplan adquirir almacenamiento en la nueve, infraestructura como servicio e implementar aplicaciones de productividad.

La inversión en computadoras y servidores compromete al 40% de las pequeñas empresas, y al 45% de las medianas; y el 57% de las medianas invertirá en almacenamiento externo. En Hardware como Servicio invertirán 40% de las pequeñas empresas, y 36% de las medianas; y el 51% en Infraestructura como Servicio.

Aún falta largo camino por recorrer, pero el hecho que las PyMEs consideren las plataformas digitales como una herramienta para crecer es muy positivo y es un gran avance. Al invertir en tecnología las PyMEs podrían mejorar el servicio a sus clientes, tener una mayor velocidad de respuesta y una mayor eficiencia operacional.


Encuesta