El desprecio por los otros

Lunes, Enero 4, 2021 - 11:22

Hasta hoy se reunirán en el Ayuntamiento de Puebla para cumplir decretos por el Covid-19

Periodista de tiempo completo. Trabajó en: Milenio, El Financiero, Correo de Guanajuato, El Popular de Puebla y AZ de Xalapa. Autor de la columna Acantilado, siempre cerca del lector que toma decisiones

A siete días de que concluya la vigencia de la Alerta Máxima hoy 4 de enero, por la tarde, se reunirá personal de la Secretaría del Ayuntamiento de Puebla con Protección Civil Estatal para coordinarse y cumplir los decretos emitidos el 21 y 28 de diciembre pasados por el gobierno del estado.

Sí, el colmo: se reúnen hoy por la tarde; los acuerdos, si bien va la cosa, se planean el martes y se ponen en marcha el miércoles, cuando sólo quedarán cinco días. ¿Cuántos contagios pudieron evitar si esta reunión la hubieran tenido antes de la publicación de los decretos?

El municipio de Puebla es el que más casos activos de coronavirus tiene en el ámbito nacional: 1 mil 180, de acuerdo con la Universidad Nacional Autónoma de México; le siguen León, Guanajuato, con 1 mil 150 y Querétaro con 1 mil 124.

El dato no puede ser anecdótico dado que en el estado el Hospital Militar Regional tiene ocupadas el 100 por ciento de las camas con ventilador y el Hospital General de Huejotzingo y el Hospital General Doctor Eduardo Vázquez el 80 por ciento cada uno, de acuerdo con el Sistema de Información de la Red IRAG.

En amarillo aparecen otras cuatro unidades médicas: el HGZ 20, con 67 por ciento de ocupación en camas con ventilador; el Hospital General de Acatlán y el Hospital General de la Zona Norte Bicentenario de la Independencia, con 60 por ciento, respectivamente; y el HGZ 15 de Tehuacán y el Hospital General de Tecamachalco con 50 por ciento cada uno.

Pero el asunto es bastante más grave: en ocupación de camas con ventilador ICI están al 100 por ciento el Hospital General de Tehuacán y el Hospital Militar Regional; el HGZ 20 se encuentra al 83 por ciento y el HES-Puebla al 81 por ciento; todos ellos, no está demás decirlo, están en semáforo rojo. Se encuentran en amarillo el Hospital General de Teziutlán; y el 6to regimiento Blindado de Reconocimiento de la Sedena.

Estas cifras hacen inentendible que el gobierno municipal de Puebla sea incapaz de evitar aglomeraciones en la vía pública, sea con o sin los informales; inentendible que su nivel de discurso se quede en señalar que ellos, los informales, no son culpables del aumento en los contagios.

El INEGI define la informalidad, en su sentido más amplio, como el conjunto de actividades económicas realizadas por individuos que, por el contexto en que lo hacen, no pueden invocar a su favor el marco legal o institucional que corresponda.

Y no, no son ellos. Si de encontrar responsables se trata, miremos a las autoridades, incluidas las actuales, que históricamente han fallado en generar empleos bien remunerados y en sancionar la venta en la vía pública con todo lo que ésta conlleva, como los miles de diablitos con los que se roba energía eléctrica.

¿Van a culpar a administraciones anteriores? Háganlo, pero ya actúen, ya tomen decisiones, ya pongan a trabajar a los asesores que no ven más allá del primer cuadro de la ciudad y que, cándidos como son, publican fotos de calles liberadas de ambulantes, calles que, por cierto, están a tres o cuatro cuadras del palacio municipal. Eso y barrer por donde pasa la suegra es lo mismo.

Digámoslo de otra forma: tienen la oportunidad histórica, palabra esta última que sacan del bolsillo a la menor provocación, de demostrar que a pesar del muladar que encontraron, saben cómo reaccionar incluso en una pandemia. Hasta ahora lo único que los diferencia de priistas y panistas es la envoltura, porque su ADN es exactamente el mismo.

¿O van a desaprovechar la oportunidad repitiendo una y otra vez que no van a reprimir? Nadie en su sano juicio les pediría que repriman, aunque sí es bastante deprimente que sus opciones sean la represión, a la que se niegan y eso está bien, y la permanencia de los ambulantes en las calles. ¿No dan para más?, ¿es que se les agotaron las ideas? ¿O es que nunca las tuvieron?

Quizá se deba pensar que apuestan a que los vendedores informales den su voto en las elecciones próximas, esas en las que muchos aspiran a reelegirse. ¿Datos?, vale: en el estado hay 115 mil ambulantes, de acuerdo con el INEGI, ¿cuántos de ellos comprometieron su voto a cambio de estar en las calles incluso en los puntos de mayores contagios del SARS-Cov-2?, ¿cuántos de esos 115 mil vendieron ya su voto en la capital del estado de Puebla?

AL MARGEN

Ya estamos en 2021, eso no es noticia. En este mes, enero, comienza a correr el tiempo para que la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado analice la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) como acordó con los colectivos Coatlicue Siempre Viva, Coordinadora Feminista de Puebla, REDefine, Cafis, Odesyr y Ddeser en el no tan lejano mes de diciembre.

Tips: @IsraelV_mx e israelvelazquez@gmail.com


Encuesta