Los obstáculos de la libertad de expresión

Jueves, Octubre 1, 2020 - 09:15

En 2020 cada 10.75 horas se registra una agresión contra la prensa

Poblana, estudiante de Comunicación, fotógrafa, egresada del Bachillerato Internacional 5 de Mayo, creadora del blog El Centinela Journal,  https://elcentinelajournal.wixsite.com/elcentinela Amante de descubrir nuevos lugares, lectura, música y Fórmula 1  

De acuerdo con los datos de Artículo 19, en la primera mitad del año en curso, se registraron 406 agresiones contra periodistas, lo que equivale a un aumento de un 45% respecto al mismo periodo en 2019. En el primer semestre de 2020 fueron asesinados cuatro periodistas con relación a su labor profesional; y se estima que cada 10.75 horas se registra una agresión contra la prensa.

     A diferencia de las declaraciones en las conferencias mañaneras del presidente Andrés Manuel López Obrador, donde aclara que su gobierno garantiza la libertad de prensa y libertad de expresión, la situación actual demuestra que estos derechos tienen múltiples obstáculos para ser ejercidos en su totalidad.

     Articulo 19 en su más reciente informe, reportó que los estados con mayor número de agresiones fueron: Ciudad de México con 64, Puebla con 49, Oaxaca con 32, Veracruz con 26 y Quintana Roo con 24. Del total de las agresiones registradas, 199 fueron ejercidas por funcionarios públicos, de los cuales 94 son estatales, 60 municipales y 45 federales.

     Dentro de este reporte se menciona también que estas agresiones fueron vinculadas a coberturas acerca de temas de corrupción política, seguridad, movimientos sociales, protesta, derechos humanos, entre otros. Las agresiones abarcan desde amenazas, intimidación u hostigamiento, bloque o alteración de contenido, uso ilegítimo del poder público, ataque a bienes materiales, allanamiento, desplazamiento forzado, hasta privación de la libertad, desaparición y asesinato.

     Los obstáculos que enfrenta la libertad de expresión son diversos, la “intolerancia de los funcionarios públicos al escrutinio público” menciona Artículo 19, es uno de estos obstáculos.  Esta intolerancia en muchos casos se manifiesta en la estigmatización de los medios de comunicación dentro del discurso político.

     Las calificaciones y descalificaciones del presidente hacia los medios como: “prensa fifí” y “opositores” hacia cualquier medio que cuestione o se encuentre en una postura diferente a la de él, dificulta la labor periodística ya que afecta la credibilidad de un medio o periodista volviéndolo blanco de ataques que violenten de forma directa o indirecta.    

     Si bien, dentro de las conferencias mañaneras del presidente se brinda información acerca de los planes de acción del gobierno, esta información no es completa ni de calidad, lo cual debilita el derecho a la información que debe gozar todo ciudadano.

     Artículo 19 también explica que el gobierno actual ha tenido 656 infracciones por incumplimiento de obligaciones de transparencia, es decir, ha incumplido la ley que obliga a que la información pública debe encontrarse en la Plataforma Nacional de Transparencia. Esto equivale a un aumento del 200% de las infracciones con respecto al año pasado.

     Las descalificaciones del presidente hacia los medios que cuestionan y solicitan rendición de cuentas, genera que los datos y hechos por los cuales fue cuestionado pasen a segundo plano, siendo así una estrategia para no brindar información de calidad acerca de las gestiones de gobierno.

     Este tipo de prácticas de desprestigio y bloqueo de información también son replicadas en sectores más pequeños como los estatales. En el caso de Puebla: las negativas del gobernador Miguel Barbosa hacia contestar preguntas de un medio en específico o el hostigamiento judicial de funcionarios públicos a medios locales, ejemplifican esta situación.

     Junto a las agresiones y la estigmatización de la prensa, que afecta la libertad de expresión, también se encuentran los movimientos sociales, que recientemente se han visto vulnerados por las declaraciones y acciones gubernamentales.

     Las declaraciones de la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum acerca de las marchas del #28S, afirmó que dentro de la marcha había mujeres violentas, como justificación a las agresiones de parte de los cuerpos policiales a las manifestantes. Este discurso valida las acciones violentas que violan directamente el derecho a la protesta.

     Actualmente los derechos como libertad de expresión, derecho a la información o derecho a la protesta son violados constantemente por diferentes actores sociales. Sin embargo, es necesario que la población recuerde que estos son fundamentales para el desarrollo de la sociedad, sin estos no existe la democracia.

 


Encuesta