Jueves, 6 de Agosto de 2020     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Ahora le toca actuar a la Ciudadanía, la autoridad está rebasada

Miércoles, Julio 15, 2020 - 19:58
 
 
   

En donde están los ecologistas y los preocupados por el cambio climático

Es penoso ver a los grupos ecologistas que protestaban por el derribe de un árbol, ahora con esta pandemia no conminen a sus allegados, la mayoría de izquierda, a cumplir medidas sanitarias ¿Será que la emergencia climática deja en segundo plano la emergencia sanitaria?

Algo que muestra la historia social de las epidemias, y también todos los estudios culturales sobre epidemiología, inmunología y enfermedades infecciosas, es que la autoridad, de cada país, de cada estado y municipio o Junta Auxiliar incluso rancherías, debe tener entre sus prioridades la atención de éste fenómeno de salud.

La confusión en México 

Comenzando con la sociedad, en donde muchísimos integrantes se volvieron todólogos, algunos hasta se sienten dueños de las mejores recetas o de soluciones contra el COVID 19, o bien para la prevención o tratamiento de esa enfermedad, todo esto gracias al “bombardeo” de diversos videos y documentos, en redes sociales.  Lo único que han logrado es confusión, entre la ciudadanía, debido a la falta de cultura y habilidad en el manejo de la Información.

En Puebla el sector público  no busca la unidad; la prioridad es el divide y vencerás.

Al menos en Puebla no hay ni la cordialidad, ni compromiso de trabajo conjunto entre Estado y Municipio, lo peor de todo es que dejan en medio al sector empresarial sin considerar que los integrantes de ese sector son actores importantes del debate político, pilares fundamentales de la economía y motores indispensables de desarrollo. 

Solo les señalo dos aspectos:

1.- La obligación de todo ciudadano es cumplir con sus obligaciones fiscales, y el sector productivo formal es el que más contribuye con el erario.  

2.- Afectar a los empresarios con políticas adversas a la productividad es afectar al pueblo, toda vez que el cierre de empresas o reducción de las mismas, redunda en el incremento del desempleo, y los más afectados, como siempre, son los que menos tienen. 

“Sólo el pueblo puede salvar al pueblo; y sólo el pueblo organizado puede salvar a la nación”

La anterior frase fue muy bien dicha en su campaña, del ahora presiente de la Republica, Andrés Manuel López Obrador.

Es cierto, pues en la entidad poblana, ya es hora de que los ciudadanos tomen la iniciativa y hagan su propia campaña, comenzando en sus familias para lograr que todos, pero todos, tomen las medidas necesarias para prevenir contagios del COVID 19, las recomendaciones, de sobra, sí de sobra, las conocemos por eso no hay pretexto para no hacer responsablemente este ejercicio civil.

Es hora de  dejar lo que se dice entre uno y otro nivel de Gobierno en Puebla y centrémonos en la responsabilidad que ya debe existir en la ciudadanía, viendo que la autoridad, ha sido rebasada por algunos grupos.

En la emergencia económica

En éste aspecto, pareciera que también el pueblo con el mismo pueblo tiene la responsabilidad de salir adelante, dado que en esta economía  agonizante y la cultura emprendedora en vías de extinción, urge una señal de consenso, pero entre los mismos emprendedores. Pues aunque con vidas diferentes los empresarios también son pueblo, es el sector de la sociedad que día a día trabaja y comparte fuentes de trabajo. 

Con la intención de dejar atrás los descalificativos, la desconfianza y el antagonismo una muestra de voluntad política, ante las condiciones de pandemia por el COVID-19, sería la señal correcta en tiempos de alta especulación y nula certeza. 

“El pueblo se cansa de tanta pinche tranza”

Esa frase, también dicha por AMLO en su Conferencia matutina del 4 de febrero de 2019. ("Video: AMLO", El Universal, Youtube), es cierta, y puede ser aplicada en el sentido del hartazgo que ya tiene el sector productivo formal, pues esa incertidumbre en el control de contagios de COVID, es confusa y con visos de venganza. 

De la desigualdad social

Para concluir éste comentario es necesario señalar que las familias deben entender que no es preciso recurrir a epidemiólogos, virólogos y expertos en enfermedades infecciosas, si ya sabemos que existe el Virus del COVID, por lo cual debemos cuidarnos, sin provocar un estado de pánico social, pero si considerando lo siguiente:

• El efecto de la desigualdad social y las diferencias de clase y de capital (económico, pero también social y educativo) han generado consecuencias extremadamente dispares, no solo en tanto que son determinantes sociales de la salud, sino en las formas de enfrentarse a medidas drásticas de la autoridad.

Hay que considerar que el COVID-19 es uno de los agentes con pleno derecho en el cambio social, pero que también ocasiona numerosos dilemas éticos y políticos.

No permita la sociedad que ese cambio siga afectando pues ya mucho daño ha hecho la pandemia, para que la misma sociedad se siga lastimando.

Hagamos que  la sociedad, por lo menos ahora sí valga.

¿No cree Usted?

Facebook: Willy Muñoz

Página: Willy

Twitter: Willy MX

Correo electrónico

laeconomia007@hotmail.com


Semblanza

Wilfrido Muñoz Xicohtencatl

Periodista especializado en economía desde 1984. Destacando Excélsior, Radio Oro, Radio Tribuna,  El Heraldo de Puebla, La Voz, El Sol de Puebla, ABC Radio y El Popular. Director del Programa “La Economía y Usted”

Ver más +

Encuesta