Martes, 18 de Junio de 2019     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Aprender para un mundo mejor

Domingo, Marzo 24, 2019 - 11:21
 
 
   

¿Se enseña matemáticas desde el nivel preescolar para realmente saber matemáticas?

Por la mañana de este sábado, asistí a la conferencia “Ecuación de 2º. grado y emociones” en la UPAEP, donde el ponente buscó hacer reflexionar a los asistentes sobre lo que implica la enseñanza y el aprendizaje de las matemáticas especialmente para los docentes y los alumnos en el aula escolar.

Preguntaba por ejemplo ¿qué es lo que se pretende con cada modelo educativo que se implementa en los diversos países? ¿se enseña matemáticas desde el nivel preescolar para realmente saber matemáticas?

Llevó a la concurrencia a pensar sobre el acto educativo, tomando en cuenta las palabras clave para identificarlo:  El por qué, el qué, el cómo y los indicadores para evaluarlo. Posteriormente se centró en el cómo, en donde planteó la necesidad de una buena intervención, con un diseño adecuado, que le permitió ir estructurando la pregunta que desde mi punto de vista fue la fundamental: ¿qué vale la pena proponer en una clase de matemáticas? Para él, lo que vale la pena proponer son experiencias relacionadas con la realidad que viven los estudiantes.

Todo lo anterior me llevó a recordar lo que he investigado sobre los saberes de las personas, que se van construyendo o reconstruyendo a partir de las experiencias de su vida cotidiana, en donde pone en juego un conjunto de operaciones cognitivas, emocionales y prácticas para ir resolviendo ciertas problemáticas que van apareciendo en los diversos ámbitos sociales por los que va transitando.

El ponente aseguró que un profesor que no conoce la lógica interna de sus alumnos, no puede ser profesor. Se tiene que trabajar dentro de su lógica, no la del profesor, la del alumno, para así poder motivar su capacidad de argumentación y reflexión entrelazando experiencias con la realidad existente, porque el propósito de cualquier aprendizaje en todos los sistemas educativos es lograr un mundo mejor y por los resultados que se van obteniendo, no solo las matemáticas, sino en todas las materias del currículo educativo, no se está logrando.

 

Sabemos que el valor de la educación depende de la relevancia que adquieren los aprendizajes para la vida de quienes se educan y cuando menos en este momento, en nuestro entorno más cercano, no está sucediendo. La educación pretende formar ciudadanos  que sean felices en un mundo  mejor  y para ello, por ejemplo en el documento “Mas allá de los sexenios” se especifica que:  “existe  la necesidad de cambiar el contenido y los métodos de aprendizaje en respuesta a diversos factores como el cambio de las características de las y los estudiantes, la necesidad de adquirir competencias para un mundo nuevo, el desinterés y la desvalorización de la educación formal por parte de los jóvenes, la falta de formación pertinente, la evolución del mercado de trabajo y la disponibilidad de oportunidades para aprender”

Mi reflexión personal es que le damos demasiado peso a los conocimientos, que seguimos insistiendo en escolarizar bajo un mismo esquema, sin tomar en cuenta que la formación es en lo que debemos insistir, porque la información se puede obtener por muchos medios.

Estamos en una era de muchos conflictos y crisis, violencia, confrontación, desconfianza, inseguridad, con graves problemas económicos para la mayoría con sus consecuentes problemas emocionales, problemas a los que no son refractarios nuestros niños, adolescentes y jóvenes. Estoy de acuerdo con el ponente de que hay que conocer la lógica interna de nuestros alumnos, pero también comprenderlos, mirarlos más profundamente, conocer sus experiencias, sus intereses, sus necesidades, su percepción sobre la vida y el futuro al que aspiran, acercarnos y construir con ellos esperanza a favor de un mundo mejor.

Todos deseamos un mundo mejor, con mejores seres humanos, con mejores prácticas, en mejores contextos, con un mejor tejido social, con una mejor convivencia cotidiana, pero para eso hay que participar todos. Si bien la escuela con sus maestros puede contribuir, es un esfuerzo de todos, que podemos iniciar. No con esfuerzos aislados como se ha venido haciendo hasta ahora, cuya consecuencia inmediata son los resultados que todos estamos viviendo, el compromiso es conjunto porque nos favorece e interesa a todos y a final de cuentas, porque todos queremos un mundo mejor.


Semblanza

Teresa Galicia Cordero

Investigadora educativa  en temas de migración- educación, formación de profesores y educación abierta. Es Maestra  en Tecnología Educativa por la UPAEP con  estudios de Maestría en Educación  “Formación Docente”  por la UPN. Editoria de materiales educativos  en las áreas de Ciencias Sociales y Humanidades. Tutora de la Maestría en Educación en la UDLAP. Profesora de educación básica, media superior y superior. Diseñadora y asesora de cursos, talleres y diplomados presenciales y en línea. Está certificada como Evaluadora de Competencias y de Coordinación de Procesos de Gestión Educativa  por CONOCER-UPAEP. Es Articulista educativa de diferentes medios electrónicos y Consultora Asociada  de Urbanus Consultoría y Construcción S.A de C.V. Realizará estudios de Doctorado Interinstitucional en Educación en la Universidad Iberoamericana de Puebla. Ha sido coordinadora de diversos suplementos educativos (AULA XXI Síntesis). Fue miembro del Consejo Directivo del Observatorio Ciudadano de la Educación A.C y de Contracorriente A.C.

Ver más +

Encuesta