El Real Betis logró su actuación más contundente en lo que va de la presente temporada luego de vencer por 4-1 al Valencia, en la jornada 11 de LaLiga española. Con dos goles en cada tiempo, y con Andrés Guardado como relevo, el equipo que dirige Manuel Pellegrini llegó a 21 puntos apenas en el inicio del torneo, algo que no consigue desde el torneo 1963-’64.

Esta considerable suma le permite compartir, al menos por un par de horas, la punta del campeonato junto a Sevilla y la Real Sociedad.

Mientras avanza LaLiga, el cuadro andaluz ha logrado encontrar el equilibrio que lo pone como uno de los equipos más regulares de todo el torneo. Al contrario de jornadas anteriores, contra Valencia el cuadro de Pellegrini consiguió descifrar temprano el juego del visitante.

Betis ya lo ganaba desde antes del cuarto de hora gracias al penal convertido por Borja Iglesias (14’) tras una falta que el propio “Panda” recibió de parte del paraguayo Omar Alderete. El tanto soltó al equipo andaluz que comenzó a manejar la pelota en el medio del campo y fulminó con salidas rápidas al cuadro sin riesgo de empate.

 El mismo Iglesias marcó el 2-0 justo en la media hora, luego de que su remate golpeara en Dimitri Foulquier. No obstante, cuando el partido se iba en el primer tiempo, a los 39′, un córner cerrado sorprendió a Bravo, cuyo leve rechazo rebotó en Gabriel Paulista antes de colarse en el arco y así marcar un 2-1 poco merecido.

 

Partido apretado

Tal como ocurrió durante el primer lapso, el elenco verdiblanco encontró rápido los caminos para así sellar la victoria y llegar a codearse con los primeros lugares del torneo, al menos momentáneamente. A los 61 minutos, un córner preciso de Fekir encontró la cabeza del zaguero Germán Pezzella en el punto penal. El salto preciso del argentino mandó la pelota lejos de la reacción de Cillessen para el merecido 3-1.

Pero a fiesta sevillana no cesó en el Benito Villamarín, sobre todo cuando Juanmi anotó el 4-1 después de un error de Mouctar Diakhaby que dejó en evidencia de jerarquía entre uno y otro rival.

No hubo tiempo para más en este encuentro y Betis llegó a seis triunfos, tres empates y dos derrotas, lo que les resulta suficiente para meterse de lleno en la opción de jugar la Champions League de la próxima temporada. Diego Lainez no tuvo actividad.

Foto: Twitter