Pilotos aéreos mexicanos ganaban 40 mil euros (938 mil 688 pesos mexicanos) por cada transporte de droga que realizaban desde Marruecos a España, revelaron autoridades de este país que desmantelaron el pasado 15 de octubre una red de narcotraficantes que introducía grandes cantidades de cannabis

 No volaban todas las noches; pero sus ingresos eran astronómicos.  Los vuelos eran nocturnos. En una sola noche, dependiendo de las condiciones meteorológicas, los pilotos podían hacer varios viajes de ida y vuelta a Marruecos. Volaban sin luces, con visores nocturnos y a poca altura para evitar los radares, por lo que se trata de trayectos realmente peligrosos, señaló un agente de la Guardia Civil vinculado al operativo que acabó con la organización criminal que tenía su base principal en Andalucía, al sur de España.

Los pilotos mexicanos procedían principalmente de Sinaloa y llegaban a España con los gastos pagados.

 La red contaba con una avioneta biplaza para el entrenamiento y una especie de escuela donde formaba a los pilotos para que se familiarizaran con los aparatos y ganaran experiencia en este tipo de vuelos rasantes y nocturnos.

 “Cuando regresaban de Marruecos se adentraban en territorio español y aterrizaban en una pista en mitad del campo que se iluminaba sobre la marcha para que el piloto pudiera verla a tiempo. Descargaban el hachís para su posterior distribución y volaban hacia otros lugares donde escondían las aeronaves”, dijo un portavoz de la policía militarizada.

“Partiendo de la base de que los pilotos pertenecen a regiones mexicanas cercanas a Estados Unidos, es muy probable que hubieran hecho con anterioridad algún vuelo a este país transportando narcóticos, lo que les daría la experiencia básica para realizar este tipo de delitos”, añadió.

El curso para obtener la licencia de vuelo es mucho más barato en México que en España, lo que sería un plus añadido para la contratación de pilotos mexicanos.

 La organización de narcotraficantes llegó a disponer de una flota de 7 aeronaves, dos helicópteros y 5 avionetas para transportar la droga, según una información del diario El Universal.