A partir de que culminó la carrera en Austin, Texas, comenzó la cuenta regresiva para el Gran Premio de México y la vuelta al país de la Fórmula 1. Y es que, después de un año de ausencia debido a las problemáticas en torno al covid-19, la máxima categoría del automovilismo regresa a México con la intención de cautivar nuevamente a los miles de aficionados al deporte motor, los cuales comienzan a maximizarse y más ahora por la espera de que el piloto Sergio Pérez realice una carrera que pueda rozar la perfección.

Al ser el automovilismo uno de los deportes más costosos de la actualidad, aunado al regreso de la Fórmula 1 a la capital del país y el gran momento que vive el piloto de Guadalajara, los boletos del Gran Premio de México no son para nada asequibles. Prueba de ello es el boleto al Paddock Club, el cual ofrece un sinfín de comodidades como las vistas y los asientos más exclusivos, estar por encima de la línea de salida, los boxes de los equipos, y por supuesto un acceso exclusivo a la zona de los pits. Sin embargo, esta entrada tiene un valor que supera los cien mil pesos.

Javier Hidalgo, actual director del Instituto del Deporte de la Ciudad de México, mencionó que buscarán que los boletos para el Gran Premio de la Ciudad de México puedan bajar de precio en un futuro debido a la colocación de nuevas gradas para la edición que se presentará este año.

Hidalgo señaló también que la adquisición de boletos es un tema puntual y consideró que tienen la firme intención de que la Fórmula 1 pueda llegar a clases más bajas para que no siga considerado como un “deporte elitista”, ya que los precios llegan a rondar hasta los 90 mil pesos.

“Sí es un tema y tenemos a un diputado que es papá (Antonio Pérez Garibay) de uno de los pilotos (Sergio Pérez) más reconocidos en el mundo. Su papá ha defendido todo esto muy bien y nos interesa que la gente viva estos eventos y no sea elitista, que solo unos cuantos puedan acceder, pero tendremos una reunión con la secretaria de Turismo y Desarrollo para evaluar todo esto”, mencionó Hidalgo.

Finalmente, y a través de una entrevista para el portal digital de ESPN, el funcionario mencionó que este Gran Premio podría superar la asistencia que se vivió en 2019, donde hubo un total de 345 mil 694 personas, pues actualmente la entidad se encuentra en semáforo verde y no se requiere la aplicación de la sana distancia.  

Fotografía: Twitter / @F1