La farmacéutica estadounidense Moderna anunció que las pruebas de su vacuna contra el covid-19 en niños de entre 6 y 11 años, fue positiva y tienen previsto presentar "a corto plazo" los datos a los organismos reguladores de todo el mundo para su aprobación.

La noticia llega cuando un grupo de asesores del gobierno se prepara para discutir si autorizan la vacuna de Pfizer en niños de 5 a 11 años, mientras Anthony Fauci, principal experto en enfermedades infecciosas, estima que ésta estará disponible a mediados de noviembre.

La compañía señala que los ensayos se realizaron en más de cuatro mil 700 niños de esas edades, demostrando una fuerte respuesta inmunitaria un mes después de la segunda dosis, así como un perfil de seguridad favorable.

En los ensayos, las dos dosis de la vacuna produjeron un alto nivel de anticuerpos neutralizantes. Las dosis fueron de 50 microgramos, la mitad de la utilizada en los adultos, sin embargo, produjo 1.5 veces más anticuerpos en los niños que en los adultos jóvenes a los que se les administró la dosis más alta.

La mayoría de los efectos adversos fueron leves o moderados, como fatiga, dolor de cabeza, fiebre y dolor en el lugar de la inyección.

Estos primeros resultados, no incluyen aún una estimación de la eficacia de la vacuna, que podría esperarse más adelante, una vez que se hayan acumulado los casos.

Con información de Milenio.