En un lapso de 7 meses la empresa Grupo Global Gesori, dedicada al traslado de valores, ha sido víctima de por lo menos tres asaltos en los municipios de Puebla, Acatzingo y Libres, donde ha perdido más de 10 millones de pesos.

El primer hecho ocurrió el 5 de marzo en la colonia Cristóbal Colón de la ciudad de Puebla, cuando los custodios de esta empresa se detuvieron y abrieron las puertas de la unidad mientras estaban detenidos en la 34 Norte y 18 Oriente.

En un video difundido en redes sociales, el cual fue captado por una cámara de seguridad cercana, se puede ver como dos asaltantes sorprenden al custodio que estaba del lado del copiloto y lo someten, al tiempo en que los delincuentes se introducen en la camioneta.

De ese robo, extraoficialmente se reportó un botín de aproximadamente 6 millones de pesos en efectivo, además fueron detenidas dos personas, incluído un custodio, pero solamente fueron acusados de posesión de drogas.

Asalto en Acatzingo

Otro hecho que involucró a Grupo Global Gesori ocurrió el pasado 15 de junio en el municipio de Acatzingo, donde un comando interceptó la camioneta con número económico 1081 de esta empresa cuando circulaba sobre la carretera federal Puebla-Xalapa, a la altura de la junta auxiliar de San Sebastián Villanueva.

Aparentemente los delincuentes dispararon en contra de la unidad y provocaron que el conductor perdiera el control y saliera del camino, por lo que en ese momento los asaltantes aprovecharon para privar de la libertad a los custodios y llevarse un botín de aproximadamente 1 millón y medio de pesos, según los reportes policiales.

Aunque se montó un operativo por parte de la Policía Estatal y de la Guardia Nacional, no fue posible localizar a los delincuentes, aunque los custodios fueron localizados con posterioridad, pero sin poder aportar datos sobre los responsables.

Emboscada en gasolinera de Libres

El caso más reciente ocurrió este viernes, cuando una camioneta llegó a recolectar el dinero de las ventas en una gasolinera ubicada en el municipio de Libres, donde fue emboscada por un grupo de delincuentes armados.

Se informó que en la unidad viajaban dos custodios, pero aparentemente el que conducía la unidad no llevaba arma, por lo que al momento de que los delincuentes abrieron fuego en su contra no tuvo la oportunidad de repeler la agresión y recibió un balazo en la cabeza.

Los delincuentes, según los reportes de las autoridades, se habrían apoderado de 3 millones de pesos para después darse a la fuga sin que hasta ahora se tengan noticias de su paradero.