Claudia Rivera Vivanco será la segunda titular de la presidencia municipal de Puebla con más basificaciones otorgadas en la última década, con 100 plazas, después del ex alcalde José Antonio Gali.

La morenista deja posicionados a 12 trabajadores de su oficina; su hermana Mayte Rivera Vivanco, como directora del DIF, deja a 18 empleados, y los regidores, a más de 20 personas.

El pasado viernes, por mayoría de votos, la Comisión de Patrimonio y Hacienda del ayuntamiento de Puebla aprobó otorgar 100 plazas laborales, a una semana de que concluya la actual gestión municipal.

La publicación de la lista de los que obtuvieron base provocó protestas de quienes llevan más de 10 años de servicio sin certeza laboral, mientras que ahora se ha beneficiado a quienes tienen menos de tres años en su puesto de trabajo.

Inconformes también suponen que los trabajadores de Presidencia son personas que ingresaron hace unos meses, luego de que Claudia Rivera Vivanco participara en el proceso electoral y no consiguiera la reelección.

Gali, récord histórico de basificaciones

José Antonio Gali Fayad, quien fue candidato del  PAN a la presidencia municipal en 2016 tiene el récord histórico de basificaciones.

El alcalde logró, además, nuevos apoyos para modificar el contrato colectivo de trabajo, que dejó definido antes de irse a la campaña por la gubernatura.

Fue en 2017 cuando el alcalde sustituto Luis Banck Serrato en compañía del secretario general del sindicato “Benito Juárez García”, Gonzalo Juárez Méndez, entregó 162 nombramientos de base a trabajadores adscritos a distintas áreas del Ayuntamiento.

En 2018, antes de concluir su periodo, Luis Banck Serrato también acordó con el sindicato 82 nuevas plazas.

Mientras el panista Eduardo Rivera Pérez, en su primer periodo de gobierno, no dejó ninguna plaza sindical y terminó en un conflicto con el entonces líder sindical, Israel Pacheco Velázquez, al grado que en su administración no hubo recursos para incentivos y bonos económicos.

Los morenistas reparten bases

En las nuevas plazas que ya fueron aprobadas en comisión por regidores, destacan los nombres de personas cercanas a Claudia Rivera Vivanco, su hermana y los concejales de su partido, el Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Las posiciones de la alcaldesa corresponden a Beatriz Vargas Rodríguez (número de trabajador: 319309), Francisco Cruz Sandoval (321793), Jesús Olver Romero Seres (321695), Crispina Raquel Flores Temoltzi (320301), María Guadalupe Zavaleta López (321910), Sergio Octavio Pérez Galindo (316933), entre otros.

Entre el personal recomendado por los regidores están: América Diana Guerrero Apolinar, asistente del regidor Iván Camacho Mendoza; Patricia Montaño Flores, presidenta de la Comisión de Patrimonio acomodó a su asistente personal, José Alberto Zárate Paredes; Cristina Alcántara Arriaga, asistente de la regidora María Isabel Cortés Santiago, quien llegó como representante del PES.

De las colaboradoras de la morenista Rosa Márquez Cabrera, serán beneficiadas Laura Amelia Suriano Santos (su conductora); Guadalupe González Hernández y Andrea Lezama Bonilla, esta última su particular.

Celina Medina Bazán tendrá una plaza y actualmente es la asistente de la regidora morenista Ana Laura Martínez Escobar.

La regidora de Morena, Carmen María Palma Benítez –quien repetirá cargo en la siguiente administración–  pidió una base para su asistente particular Francisco Uriel Baños Pastrana.

Karina Joselyn Rangel Hernández, del equipo de José Iván Herrera Villagómez, ex regidor y actual diputado local, además de Karla Marín Rodríguez, quien funge como particular del aún concejal Jorge Othón Chávez Palma.

Sin acuerdos con el sindicato

Por su parte, Gonzalo Juárez Méndez, secretario general del sindicato de trabajadores del Ayuntamiento  negó la existencia de un acuerdo de basificaciones conl a presidencia.

A través de un comunicado informó que “no está de acuerdo con la entrega de nombramientos de base”, ya que se estarían violando las condiciones generales de trabajo, pues se debe dar en un acuerdo común entre administración y sindicato.

“Se demuestra una vez más que el trabajo en equipo, la sencillez, la humildad y solidaridad que se tiene como sindicato, no se podrá romper ya que hay principios, valores y lealtad entre dirigencia y agremiados. Las cosas grandes se construyen con acción, responsabilidad”, expuso.

Fuentes cercanas al sindicato informaron que terminó mal la relación entre Gonzalo Juárez y la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco, porque se excluyeron las propuestas de basificación del líder sindical.