Las 11 empresas de armamentos en Estados Unidos, denunciadas por el gobierno de México, irán en bloque en un juicio civil para evitar pagar una indemnización por prácticas negligentes.

El canciller Marcelo Ebrard anunció en agosto pasado que se había presentado una demanda civil de daños en aquel país “para que las empresas demandadas compensen al gobierno de México por los daños causados”.

Pero el 17 de septiembre el juez F. Dennis Saylor, de Massachusetts, aceptó una petición en la que los abogados de las empresas denunciadas solicitaron que los próximos movimientos puedan llevarse a cabo de manera conjunta. “Los demandados notificados creen que la referencia a un escrito compartido en apoyo de sus peticiones es la forma más eficiente de llevar estas cuestiones ante la Corte”, dice el documento radicado en la corte civil de este estado.

La Corte de Massachusetts ha propuesto una serie de fechas para que los armamentistas presenten sus argumentos de defensa de los cargos que ha hecho México en su contra.

La fecha propuesta es el próximo 22 de noviembre, mientras que México puede responder y oponerse a estos hasta el próximo 31 de enero del año 2022.

Los armamentistas pueden volver a presentar una “réplica conjunta” hasta el próximo 28 de febrero del próximo año. Sin embargo, la Corte asegura que los acusados pueden presentar escritos individuales durante el juicio

Las empresas demandadas por México son: Smith & Wesson Brands, Inc., Barrett Firearms Manufacturing, Inc., Beretta U.S.A. Corp., Colt’s Manufacturing Company LLC, Glock, Inc., Sturm, Ruger & Co., Inc., Century International Arms, Inc., and Witmer Public Safety Group, Inc, según una información del diario Milenio.