Un niño de tan solo 13 años de edad murió electrocutado cuando ayudaba a su padre a realizar su trabajo en una granja ubicada en el municipio de Huaquechula, presuntamente el menor agarró los cables de alta tensión, por lo que perdió la vida.

Los hechos ocurrieron en la granja de San Javier, la cual se encuentra en el tramo carretero que comunica a las localidades de El Tronconal y Soledad Morelos en el municipio de Huaquechula.

De acuerdo con los reportes, el papá y su hijo, identificado como Aarón N., había ido a dicho lugar a entregar alimento, por lo que el menor se encontraba arriba del camión accionando los conductos, de pronto, cuando empezó a avanzar el camión, el padre escuchó una especie de explosión en la parte trasera.

Por ello de inmediato detuvo el vehículo para fijarse que había pasado y buscó a su hijo, le habló en diversas ocasiones, pero al observar que no respondía subió al camión y vio que se encontraba inconsciente, con aparentes quemaduras en las manos y los cables de alta tensión aun moviéndose.

Por lo que pido ayuda, y llamó a una ambulancia para que atendieran a su hijo, sin embargo, al arribo de los paramédicos, Aarón ya no contaba con signos vitales, por lo que se procedió a llamar a las autoridades municipales, quienes realizaron el acordonamiento del área.

Tiempo después, arribaron elementos ministeriales y personal del Semefo para realizar las diligencias del levantamiento del cuerpo, el cual fue trasladado al anfiteatro de Atlixco y practicarle la necropsia de ley.