Decenas de vecinos de la junta auxiliar de San Francisco Totimehuacán, cerraron por algunos minutos el bulevar Valsequillo, frente a la tienda Bodega Aurrera, a fin de exigir a las autoridades su intervención para prevenir accidentes en la zona, como el ocurrido la noche del pasado jueves, y en  el que un joven repartidor de pizzas murió. 

Fue este domingo poco antes del mediodía que colonos bloquearon la vialidad y con cartulinas en mano con la leyenda “a Jordi lo mataron los policías”, pidieron a gritos el apoyo de las autoridades para la instalar topes, semáforos o alguna señalética que evite accidentes en esta vía donde dicen, es difícil el peatón es vulnerable. 

Los inconformes aseveraron que hace apenas 20 días, dos jóvenes vendedoras de empanadas fueron atropelladas y el responsable se dio a la fuga; después vino lo de José Armando, de 25 años de edad, quien murió la noche del pasado jueves tras haber sido arrollado por una patrulla estatal. Y al día siguiente por la mañana, otra persona fue atropellada en la misma zona. 

Los vecinos aseguraron que el bulevar Valsequillo, en el tramo señalado,  es una vialidad peligrosa en la que tardan entre cinco y 20 minutos para atravesar. Debido a los negocios que se encuentran en la zona, es muy transitada por los peatones pero  cruzarla se ha convertido en toda una odisea, principalmente entre las calles 5 y 7 Oriente. 

Refirieron que personal de Gobernación del municipio ya se acercó a ellos para ofrecerles poner tres topes a partir del próximo martes y posteriormente, en 15 días aproximadamente realizar un estudio para ver si es o no factible, colocar semáforos o incluso reductores de velocidad.