En 1981, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estableció que cada 21 de septiembre se celebraría el Día Internacional de la Paz, con el propósito de incitar a la población mundial a fortalecer algunos valores que ayuden a acabar con la violencia.

Esta vez, por segundo año consecutivo, se realizará esta celebración en el marco de la pandemia, lo cual ha hecho a relucir varios aspectos relacionados con la desigualdad que existe en las diferentes naciones del mundo.

1.       De acuerdo con la ONU, la pandemia originada por el covid-19, ayudó a la gente a fomentar la resiliencia, tanto de manera individual como colectiva.

2.       Asimismo, ha evidenciado que existen grupos más desfavorecidos, que son marginados por el grupo social al que pertenecen o por el espacio geográfico en el que radican, por ejemplo, aquellos han tenido que abandonar su educación para comenzar a trabajar, sin poder hacer caso del confinamiento que las autoridades sanitarias han señalado.

3.       Los datos recabados por las Naciones Unidas informan que, en abril de este año, más de 687 millones de personas en todo el mundo ya habían recibido la vacuna, sin embargo, más de 100 países aún no contaban con vacunas contra el covid-19.

4.       Entre los detalles que se evidenciaron, uno de ellos fue que los territorios envueltos en conflictos armados presentaban dificultades para recibir atención sanitaria de cualquier tipo, por lo que la asistencia por coronavirus era complicada.

5.       Frente a ello, el Secretario General de la ONU lanzó la iniciativa para pedir a los Estados Miembros un alto al fuego y así mejorar las condiciones de salubridad para las personas que se encuentren atrapadas en los conflictos armados.

6.       El tema de este año para el Día Internacional de la Paz es “Recuperarse mejor para un mundo equitativo y sostenible”.

7.       Las Naciones Unidas señalan que los actos de odio van desde comentarios de odio en internet ante los conflictos armados.

8.       Con este día, se busca hacer un llamado a la sociedad para crear un mundo más igualitario, justo, equitativo, inclusivo, sostenible y saludable.

9.       En 2001, la Asamblea General de la ONU, también designó a este día como Día Jornada de No Violencia y Alto al Fuego.